The rain in Spain is a sackball punching pain…

* ARTÍCULO RECUPERADO

… así que, aprovechando que tengo que subirme a Londres para atender algunos asuntos de artematopéyica naturaleza hasta el 8 de mayo, me han pedido que renuncie a mis ganas de respirar ese londrificado oxígeno que tanto me gusta durante unas horas entre semana y que me traiga de vuelta un reportaje sobre la síson teatral en la otra capital mundial del arte escénico. Así que allá que me voy, portátil en ristre, dispuesto a workshopear de 09:00 a 18:00 y después merendarme un intenso programa que incluye:

Lunes 2 de mayo – END OF THE RAINBOW en el Trafalgar Studio One
Martes 3 de mayo – BLOOD BROTHERS en el Phoenix
Miércoles 4 de mayo – LOVE NEVER DIES en el Adelphi
Jueves 5 de mayo – WICKED en el Apollo Victoria
Viernes 6 de mayo – 39 STEPS en el Criterion
Sábado 7 de mayo – ECSTASY en el Duchess

En Londres y en Nueva York, elegir agenda es, simplemente, un trauma. Exceptuando las grandes producciones que se perpetúan durante años, como La ratonera, El Fantasma de la ópera o los Miserables, la rotación de carteles y de elencos es tan ágil que es más que probable que, si dejas pasar una ocasión determinada, pierdas la oportunidad de disfrutar un título fantástico en particular con un reparto excepcional determinado para siempre. Pero la vida es así y lo más práctico es asumirlo.

No me apasiona el musical moderno y menos el que se hace en España. Con excepción de Annie hace la torta de años y de Los Miserables que produjo Tamayo en el 92, cuya taquillera se sonreía por lo bajini cada vez que me veía recogiendo mi entrada una vez más (y fueron once en total), el género es un cajón desastre muy comercial y con un diseño de producción soberbio en casi todos los casos. Musicalmente, el resultado suele ser bastante aburrido. Además, no me resigno a tener que mirar fijamente a Concha Velasco en Helly Dolly durante tres horas haciendo como que sabe cantar sólo porque tenga (o tuvo) la pasta suficiente para producir un gran proyecto. Existiendo cantantes excepcionales como Pedro Ruy Blas o Pomares, lo de Raphael en Jekyll, y mira que me gusta Raphael como artista pop, es una tomadura de pelo. Hoy no me puedo levantar fue un digno proyecto, pero en lo teatral es simplemente barato. High School Musical, sin comentarios. Rent: vaya… . Jesuscristo Superstar, un coñazo. Chicago: estupenda Natalia Millán pero un pobre conjunto a pesar de la atinada ambientación del Alcalá. Grease: Zzzzzz… . El fantasma de la ópera: irritante partitura; sólo de pensar en la molesta y chillona Sarah Brightman, que de tan tan tan profesional que es se casó con Webber, me sarpullo en vida. My fair lady: alucinante Paloma San Basilio en medio de una compañía saturada de rancio. Y aún hay más… pero de Mamma Mía paso mil. A ver qué pasa con los upcomings: El rey león, Hairspray, Shrek… Por el momento, parece que nos vamos a librar de joyas como, por ejemplo, Una rubia muy legal – El musical, actualmente en producción en otros países. Yo propongo, para próximas temporadas en Madrid, Princess of the people (aka In the soup – Belén Esteban, the musical) o Phart me on the nose (aka By my pistols to my purse – Telecinco, the musical).

En ese país que hay más allá de las fronteras de España, llamado resto del mundo, es bastante improbable que, con tu entrada de 80 euros/dólares/libras, estés pagando por escuchar las polvorientas faringes en movimiento de cantantes de cartón como Concha Velasco o Raphael (con cariño, Rapha) o de principiantes sin oficio ni calidad y con menos tablas que una mesa de cristal (¿oído cocina, Stage y sus miserables?).

Así que, aunque falle lo teatral, al menos la contraprestación vocal está garantizada y no saldrás del teatro en alas del enojo. Por ello, y aunque me como las uñas por que llegue el lunes para disfrutar de Al final del arcoris y el jueves para, por fin, dejarme encantar por una de las pocas creaciones musicales modernas (Wicked) que se ha arriesgado a innovar en lo musical, no me importa haber elegido la continuación de el fantasma, Love never dies. Blood brothers nunca llegará a España, así que es un imperdible. Los 39 escalones de Gabino Diego y Patricia Conde (esta chica… ¿por qué no se vuelve a Valladolid y monta una tintorería?) de 2008 me impresionó tan a la inversa que he querido retroverla en versión quality y eso mismo voy a hacer. No quiero quedarme con la impresión de que 39 steps es una basura. Y tampoco podía pasar por Londres y no caer en el Ecstasy de Mike Leigh, aunque sea en una producción sindicada en el Duchess (rebotada del Hamstead el 9 de abril… ¡por qué poco, joder!).

Por supuesto, a la vuelta, de cabeza al Marquina para disfrutar de mi Dicenta de mis entretelas en su genuino Al final del arcoiris con Rellán. Y no es por comparar. Es que lo vengo retrasando desde hace meses y ya le tengo demasiadas ganas. Porque Natalia, en el escenario, es todo un espectáculo.

Seguiremos informando…

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 29 abril, 2011 en Artematopeya, Música y energía, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Gracias por dejar un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: