Archivos Mensuales: junio 2010

¡Sígueme!



Con la llegada del verano y tras dos años de NO ESPERES A QUE SUCEDA, más de 51.000 visitas a ciegas (recuerda que en este espacio no se encuentra activa la opción de comentar contenidos, aunque sí en el repositorio mirror de Facebook Planeta Artematopeya…) y más de 500 artículos, ha llegado el momento de refrescarnos la cara. Vamos a aprovechar los tiempos veraniegos, más elásticos y abiertos a la relajada creatividad, para integrar todas las herramientas y los espacios de Artematopeya y darles una nueva imagen que refleje, con un nuevo lenguaje gráfico, lo que hacemos, lo que decimos y lo que pensamos.

En la pestaña Planeta Artematopeya de este mismo espacio puedes encontrar todos los enlaces a nuestros satélites y un mapa completo de nuestro universo, para que compruebes que tienes nuestras coordenadas bien definidas y registradas en tus logs.

Bienvenido al verano.

Anuncios

El turbio secreto de EL SECRETO (y III)

¿Quieres ayudar a desenmascarar el negocio encubierto de El Secreto? Si quieres contribuir, copia la dirección de este artículo (https://artematopeya.wordpress.com/2010/06/20/el-turbio-secreto-de-el-secreto-i/) donde pueda ser vista por otras personas.

(Leer Parte I y Parte II)

La ley de la atracción no es más que una simple fantasía que ha sido pensada y diseñada para situarte, por defecto, en el angustioso e interminable estado sigo deseando que tanto daño puede llegar a causar en cualquier área de tu vida. Más abajo veremos por qué el secreto es la versión perversa y destructiva de un efecto natural que, sí, puede ser dirigido por ti para potenciar tu bienestar. Has leído bien: puede ser dirigido… y por ti, no por ningún universo.

En realidad, este efecto debería llamarse ley de la sintonía sensorial o ley de la percepción aumentada, por intentar ponerle una etiqueta que ayude a desembrollarlo y a comprenderlo sin magias potagias ni universos que valgan.

Piensa en cualquiera de estas situaciones:

  • cuando una mujer se queda embarazada, su comentario habitual suele ser que, de repente, no deja de ver mujeres embarazadas a todas horas y en todas partes.
  • cuando alguien se compra un coche determinado, su comentario habitual suele ser que, de repente, no deja de ver coches idénticos al suyo a todas horas y en todas partes.
  • cuando alguien compra una música determinada, su comentario habitual suele ser que, de repente, no deja de escuchar esa canción a todas horas y en todas partes.

Estos ejemplos, y muchos otros similares que tú mismo puedes recordar, comparten una característica muy específica: están positivamente asociados a un fortísimo estado emocional en tu sistema nervioso.

El sistema nervioso (que, a nuestros efectos, podemos definir como la estructura formada por el cerebro, por el par de procesos internos consciente-inconsciente y por los cinco sentidos que conectan nuestro sistema cognitivo con el exterior, con el mundo que nos rodea) es una estructura compleja que funciona como una exacta maquinaria.

Tu cerebro procesa toda la información que recibes a través de los sentidos como imágenes, como películas en movimiento. Es un proceso inconsciente y rapidísimo similar a la digitalización de las películas analógicas antiguas, con la particularidad de que, al pasar por el visor, no sólo se procesan y etiquetan los componentes visuales de la información: también se procesan los auditivos, los olfativos, los gustativos y los táctiles. Este proceso tiene dos particularidades adicionales:

  • El cerebro no sabe distinguir si una imagen ha sido vista o, simplemente, imaginada. Una vez que una imagen pasa por el visor, queda almacenada y etiquetada para su posterior uso o referencia.
  • El cerebro sólo sabe manejar información afirmativa. Para poder negar o cuestionar cualquier información, primero ha de visualizarla en afirmativo para, después, tacharla con una cruz roja o ponerle una interrogación. ¡Un momento!. ¿Recuerdas lo que explicaba el párrafo anterior?: cualquier imagen queda automáticamente almacenada ya sea real o imaginada. Es un loop…

Haz la siguiente prueba. Pídele a un grupo de personas, haciendo que parezca algo natural o espontáneo, que nadie piense en una cuchara y repíteselo un par de veces o tres: no pienses en una cuchara, ninguno pensamos en una cuchara, nadie piensa en una cuchara ahora…Si te dicen la verdad, a la pregunta qué imagen te ha venido a la cabeza todos te responderán cuchara (¡jajajaja!) o algún otro componente de la taxonomía útiles de cocina de naturaleza similar. Este es el mecanismo por el que los comandos del tipo niño, no te subas a la silla que te vas a caer se suelen resolver con un niño encima de una silla y con el mismo niño estampado contra el suelo segundos más tarde.

Por cierto, aprovecho para recordarte que el estudio de los modelos cognitivos tiene años de historia, como puedes comprobar en cualquier fuente documental sobre Georges Lakoff, experto seminal sobre neurolingüística. ingeniería social y cognición y autor de numerosos textos sobre pensamiento metafórico, proceso cognitivo asociado al lenguaje, etc. Como, por ejemplo, No pienses en un elefante (rosa).

:-)

Rhonda Byrne no deja de ser una vulgar plagiarista sin escrúpulos y comercialmente muy hábil. Y éste es sólo uno de los muchos ejemplos de robo a mano armada del copyright de otros en beneficio propio perpetrado por esta señora.

Para etiquetar y almacenar imágenes, el cerebro utiliza la configuración específica de todos los sentidos asociados a cada fotograma. Es cómo si guardara un fichero junto con cada imagen en el que dijera: en el momento de procesar esta imagen, con estas características determinadas, se escuchaba un sonido con un determinado tono, tempo, volumen, timbre, nitidez, resonancia, etc… y se percibía una determinada presión, temperatura, movimiento, duración, sabor, olor, etc. Cada una de esas fichas de configuración sensorial pasa entonces al par consciente-inconsciente antes de concluir su proceso. Tu consciente la analiza y la asocia a un pensamiento y a una emoción.

Este punto del proceso es clave para entender por qué el secreto es una invención novelesca con fines lucrativos. Lucrativos para otros, quiero decir. A continuación te lo explico.

Cuando el paquete de información ha sido procesado, tu función consciente le dota de significado, lo semantiza y lo neuroniza. A partir de ese momento, lo has incorporado a tu archivo y a tu conocimiento y ya lo puedes manejar. Puedes pensar en ello. Puedes hablar de ello. Además, le asocias una emoción de intensidad determinada. Y, para terminar, lo pasas a tu inconsciente.

Todo el proceso no dura más de unas décimas de segundo.

A cada paquete formado por una información recibida, un etiquetado sensorial, un pensamiento asociado y una emoción podemos llamarlo estado. Y la principal característica de estos paquetes o estados es que todos sus componentes funcionan como interruptores y, además, quedan automáticamente asociados entre sí.

Haz la prueba. ¿Nunca has escuchado a lo lejos unos pasos o un tintineo de llaves con unas características determinadas e, inconscientemente, te ha embargado una sensación de calidez y de anticipación porque se ha formado en tu cabeza la imagen de, digamos, tu abuelo? ¿Y qué pasa cuando escuchas  una canción y, de repente, te transportas a un lugar lejano en el tiempo y en el espacio en el que has vivido algo especial y casi puedes sentir que has vuelto allí? ¿Y el aroma de ese pan casero o de ese bizcocho? ¿Y el tacto de la sábana de ese hotel? ¿Y el estruendo de los truenos de una gran tormenta como la de aquel verano en el Caribe?

Lo que ha ocurrido es lo siguiente. Tu sistema nervioso recibe un estímulo sensorial (el sonido de unas llaves) con una configuración determinada. Mira en su archivo hasta que encuentra la ficha cuya configuración coincide con la del estímulo recibido. Extrae también el pensamiento y la emoción asociada a la ficha y entonces activa una réplica del estado o paquete original. El resultado es que uno de los interruptores (el estímulo) ha encendido toda la bombilla.Y al escuchar unas llaves eres capaz de sentir las emociones asociadas a la persona de tu abuelo. Y de verlo en tu imaginación con todo tipo de detalles (su figura, el aroma de su perfume, el color de su pelo, etc).

Con las embarazadas, los coches y las canciones ocurre exactamente lo mismo. El interruptor puede ser, también, una emoción. El grado de intensidad de la emoción determina el grado de intensidad del efecto interruptor. Para cualquier mujer, la emoción asociada a un embarazo es la más poderosa de todas las que pueden sentir. Es una emoción de potencia volcánica. Así que, en el momento en el que recibe la noticia, su sistema nervioso crea una autoimagen mental en estado de embarazo, dispara la emoción asociada y recoloca en su lugar cada uno de los componentes que conforman el resto del paquete o estado mujer embarazada: el pensamiento asociado, la imagen asociada y la ficha de configuración sensorial. Y a partir de ese momento será consciente de que existen muchas mujeres embarazadas a su alrededor no porque antes no las hubiera, sino porque sus sentidos no estaban sintonizados para detectarlas. Eran una pieza de información estándar en su entorno.

Este es el secreto del puñetero secreto. Un mecanismo modelado por la psicología, por la programación neurolingüística o por el conductismo (estudiado por Paulov y practicado con gran éxito por César Millán en El encantador de perros) que funciona a nivel endógeno (dentro de ti mismo) y que permite, con las técnicas adecuadas, conducir y potenciar tu propia experiencia de la realidad, creando e visualizando situaciones enfocadas hacia un objetivo determinado y provocando una configuración sensorial y emocional que te permite sintonizarte con la realización de dicho dicho objetivo. No es que el universo te vaya a regalar nada: lo que buscas está ya a tu alrededor pero, al sintonizar tus sentidos y gestionar tu sistema nervioso, puedes empezar a ver lo que antes no eras capaz de percibir. Por eso ocurren situaciones que parecen mágicas pero, en realidad, no lo son. Es una cuestión de percepción y de pensamiento dirigido.

Cuando no eres consciente de cómo funciona el mecanismo de tu percepción, es como si vivieras en modo piloto automático. Tu sistema nervioso se limita a ser reactivo. Con el tiempo, aprende a no intervenir en tu sistema emocional. Reduce tu control consciente de todos tus procesos y los pasa al control inconsciente con mucha rapidez, que empieza a manejarlos con tan poca intervención tuya como cuando conduces. No eres capaz de intervenir en tus propias emociones y en tus propias acciones por que tu sistema nervioso actúa y responde por sí solo.

Ésta es la perversión de el secreto. En lugar de explicarte como funcionan tus procesos cognitivos y emocionales para que aprendas a manejarlos y los pongas a tu servicio, te ofrece un argumento absurdo y además dañino que jamás podrá hacer que tu vida sea mejor, o por lo menos, de la forma que tu elijas porque, al no saber como gestionar tu percepción, tu vida nunca podrá superar el nivel de tu propia interpretación –bloqueada– sobre tus circunstancias. Y además, según el secreto, tus circunstancias las elige el universo.

Lo bueno es que es posible aprender el verdadero mecanismo de la sintonia sensorial y de la percepción aumentada. Puedes romper el patrón piloto automático, deshacerte de tu actitud pasiva de espera –sigo deseando– y empezar a responsabilizarte de ti mismo y de lo que quieres que ocurra. Cualquier experiencia es lo que es, no tiene signo ni positivo ni negativo. Simplemente, es. La polaridad la pones tú con tu interpretación personal, con tu pensamiento y con tu emoción. Puedes interrumpir el proceso automático que tu sistema ha aprendido y empezar a sustituir patrones de reacción que no te sirvan bien por otros nuevos, elegir el pensamiento y la emoción que asocias con cualquier imagen o con cualquier experiencia y, sobre todo, activar y entrenar a tus sentidos para que puedas empezar a sintonizarlos con tu entorno y a ver cosas que antes no veías.

No vamos a alargar más este artículo profundizando en la mecánica de la percepción y de las emociones. Baste con señalar que un proceso de coaching verdadero, sea con programación neurolingüística o no, hará que descubras las habilidades internas que necesitas para conseguir lo que quieres con tus propios recursos. El mal llamado coaching con el secreto sólo te convertirá en un adicto al hecho de desear y, de paso, a los productos que venden Rhonda Byrne y el resto de apandadores que forman parte de este rentable negocio.

¿Sabes lo que ocurre cuando aceptas un modelo de afuera hacia dentro, como la mentirosa y fantasiosa estupidez de el secreto?. Pues que, ciego a la experiencia de tu entorno y sin sintonía con la realidad que te rodea, desarrollar un patrón de conducta que refuerza constantemente tus pensamientos y creencias sobre cómo pedirle algo al universo y esperar a que te lo sirva no sirve para nada, porque nunca ocurre nada, pero no puedes dejar de seguir esperando, de seguir deseando, porque no tienes sintonía con tu realidad. No eres capaz de ver nada. Algo muy conveniente para los objetivos de esta gigantiásica campaña de marketing pseudo espiritual que es El secreto de Rhonda Byrne. Cuando vives según el modelo de afuera hacia dentro, tu bienestar siempre depende de que algo ocurra. Seré feliz cuando…, seré feliz si…, no puedo ser feliz porque… . La realidad es que las cosas simplemente ocurren. Ocurren. Y tú estás siempre a merced de lo que ocurre, porque no manejas ni tus pensamientos ni tus emociones. Estás en piloto automático.

Cuando vives según el modelo de dentro hacia fuera, conociendo el mecanismo de tu percepción y de tus emociones y manejándolo a nivel consciente, puedes gestionar las piedras que se interponen en tu camino hacia tus objetivos: pensamientos y emociones. ¿Y qué hay detrás de las piedras?. Abundancia, conocimiento, opciones y los objetivos que buscas.

Te invito a que hagas una distorsión temporal hacia el futuro y te visualices a ti mismo dentro de un año, habiendo casi conseguido lo que quieres. Adereza la película con todos los detalles sobre cómo te sentirás (lleno de energía, feliz, excitado y a punto de conseguirlo), el lugar en el que te encuentras, los olores que puedes sentir, los ruidos que puedes escuchar… Cierra los ojos y deja que la sensación vaya invadiendo tu cuerpo. Haz que tus sentidos se configuren como si estuviera mirando esa situación como si estuvieran oliendo esos olores, como si estuvieran escuchadno esos ruidos. Haz como si estuvieras allí, haz como si estuvieras sintiendo esa sensación. Deja que tu sistema nervioso se ponga en marcha. Deja que tu imagen mental, imaginada pero asociada a la emoción potente de alcanzar tu objetivo, ponga en marcha el mecanismo y active el estado estoy consiguiendo mi objetivo: tus sentidos se configurarán de modo que empezarás a ser capaz de ver, en tu entorno, las situaciones, hechos y circunstancias que te llevarán hacia tu objetivo y que antes, simplemente, no podías ver porque tu sistema nervioso estaba programado para sentarse a esperar al maldito universo.

Para terminar, cuatro propuestas:

  • Decide si el modelo de dentro hacia fuera tiene sentido para ti y si te resulta más útil que el modelo esperar a que ocurra.
  • Decide si el modelo de dentro hacia fuera te permitirá tener mejores resultados que el modelo esperar a que ocurra.
  • Elige si quieres dejar de ser un pasajero de tu vida y empezar a ser el piloto de tu propio cohete vital.
  • Empieza a hacer que tu vida se sintonice con tus objetivos. ¿Cómo?: define tus objetivos verdaderos, tus deseos reales, los sueños que te emocionan. Olvídate de los deseos sociales y de los hayques políticamente correctos. Sólo te quedan, por hacer una media, unos 40 años de vida como para que los desperdicies en asuntos estúpidos y en sistemas sociales que no te interesan y que tampoco aportan nada bonito o interesante a tu experiencia o a tus emociones.
  • No desperdicies ni un minuto más. Ponte en marcha. YA y AHORA.

Y, sobre todo, prométete a ti mismo que jamás vas a volver a dejarte engañar por auténticas películas de ciencia ficción como ésta de El Secreto. Lo que han deseado es forrarse de pasta creando una fantástica y mágica ley sobre el universo y que tú se lo compres pero, desde luego, no se han sentado a esperar a que el universo se lo cumpla. Se han puesto manos a la obra y han hecho que ocurra.

Lo cual significa, en realidad, que no creen en lo que predican. Y eso doblemente significa, por si este artículo no te ha convencido todavía, que te están engañando.

El turbio secreto de EL SECRETO (II)

¿Quieres ayudar a desenmascarar el negocio encubierto de El Secreto? Si quieres contribuir, copia la dirección de este artículo (https://artematopeya.wordpress.com/2010/06/20/el-turbio-secreto-de-el-secreto-i/) donde pueda ser vista por otras personas.

(Leer Parte I)

Si accedes a http://www.thesecret.es y revisas los contenidos de la sección coaching, te darás cuenta (y sino te lo hago notar yo) de que se trata de un simple copia y pega de una pésima reseña sobre programación neurolingüística. Indeterminada, incompleta, incorrecta, mal plagiada y tan descuidada que por sí sola no debería poder atraer la atención ni del más estúpido de entre todos los ignorantes. Lamentablemente, si accedes a las secciones agenda o foro, comprobarás que hay demasiados ingenuos necesitados de responsabilidad personal y de autoestima que ya se han dejado engañar por un engendro de tan pobre estofa como éste o que están a punto de hacerlo.

Sin entrar en demasiados detalles sobre terminología, cánones o corrección conceptual, no está de más hacer notar aquí que la PNL es el resultado de la conjunción y la evolución de diversas disciplinas de conocimiento, incluyendo la psicología (especialmente en el marco de los modelos cognitivos pero también de la percepción, de la hipnosis tradicional y conversacional, el condicionamiento clásico, etc), la lingüística (a partir del revolucionario trabajo científico de Noah Chomsky sobre gramática generativa y transformacional) o las ciencias exactas, entre otras, a partir del trabajo de observación y modelado realizado por Richard Bandler y John Grinder, principalmente, con Virginia Satir, Milton Erickson y Fritz Perls a mediados de los 70. Si te documentas mínimamente sobre todo esto, apreciarás que la PNL es un marco de conocimiento que se ha desarrollado a lo largo de 40 años en un aséptico entorno de naturaleza científica.

Por si no estás familiarizado con el mundo de la comunicación o el de la formación, te será útil saber que una certificación internacional en programación neurolingüística puede llegar a rondar los 15.000 euros y suele precisar alrededor de dos años de trabajo entre formación, investigación, estancias y prácticas obligatorias para alcanzar el grado de máster. Para alcanzar el grado de Trainer, los tiempos y los costes se pueden llegar a multiplicar por dos o por tres, e incluso más en algunos casos. Antes de que te escandalices, si algo te ha podido parecer excesivo, quizás te sea útil recordar que la PNL es absolutamente respetuosa en su interacción con cualquier individuo. Toda preparación y capacitación previa debería ser poca para cualquier profesional al que, por el motivo que fuere, tuvieras que darle acceso a tu cabeza, a tus creencias y a tus resortes emocionales.

Algo que caracteriza a la PNL es su absoluta claridad y transparencia sobre su propia naturaleza. Existe abundante documentación que describe de forma exhaustiva absolutamente todas las técnicas del corpus de la PNL como metodología, incluida la hipnosis conversacional o las técnicas de anclaje a pesar de los riesgos que implica que su funcionalidad pueda ser pervertida para generar resultados de naturaleza, digamos, clandestina.

Cualquiera que se acerque a la PNL dispone de antemano de todos los medios para hacerlo con confianza porque la información es pública y accesible.

Ahora quiero invitarte a que regreses a http://www.thesecret.es y busques la pestaña formadores. Al pie de un programa de cinco párrafos tan torpe como el resto de esta ridícula y mal escrita web, encontrarás el dato sobre el coste de esta certificación: 200 €. Por un seminario de duración indeterminada pero de no más de un día según la sección agenda.

Puedes extraer tus propias conclusiones.

En cualquier caso, has de saber que la PNL es la formulación básica sobre la que se han modelado, con mayor o menor fortuna, otras propuestas de intervención motivacional como el método Silva o el propio secreto. Su particularidad es que le han añadido una capa de pintura ideológica misteriosa o mágica, propia del folletín de intriga más televisivo que te puedas imaginar, y que supone uno de los factores de atracción que mejor funciona para activar los resortes emocionales en el ser humano. Lo inexplicable vende, lo misterioso atrae. Si te aburres y no tienes otra cosa a la que dedicar un par de horas de tu tiempo, te invito a que te diviertas leyendo la historia del tal José Silva que tuvo una revelación mientras se dedicaba a reparar aparatos de radio, un modelo diseñado alrededor de los mismos (algunos) mimbres básicos que la PNL pero en un formato de metáfora o cuento repleto de elementos específicos para estratos sociales de acceso limitado a la cultura y con exceso de poso de tradiciones y de realismo mágico.

Si todo esto se quedara en la simple morfología de una metáfora, tampoco habría mayor problema. Lo grave es que, en la reformulación, han introducido errores. Y errores muy graves porque son intencionados y porque las consecuencias de tu contacto con estas misteriosas y mágicas propuestas new age son perjudiciales para tu equilibrio emocional.

Es necesario recordar aquí también qué es el coaching verdadero, el coaching honesto. No se trata de una terapia ni de una intervención psicológica ni de un tratamiento médico ni mucho menos de un curso de formación empresarial, como algunos creen. Se trata, simplemente, de la implementación de un proceso negociado y acordado entre dos personas en el que uno de ellos actúa como facilitador (mediante la observación, la motivación proyectiva, la comunicación…) para que el otro desarrolle, a partir de sus propios recursos internos, nuevos recursos y habilidades para alcanzar objetivos renovados en cualquier ámbito de su propia elección. Cierto es que la formación personal del coach, cualquiera que sea su índole, supone una garantía no sólo de solidez y desarrollo intelectual sino también de madurez y de coherencia. Cualquier acercamiento, ya sea desde la psicología, desde la PNL, desde la formación económica o empresarial o desde la sociología es igual de válido, porque los verdaderos interruptores de la facilitación del proceso son las habilidades interpersonales y de comunicación del coach.

En el coaching verdadero, la premisa principal es que la persona que solicita el entrenamiento es la propia protagonista y genera su propio proceso de renovación. Es responsable de su propio cambio, de su propia evolución, y el resultado del proceso de facilitación conlleva un valor añadido de autoafirmación, de autoconfianza y de autovalidación: descubre que no tiene por qué depender del entorno que le rodea, de lo que ocurre en su exterior, y que tiene la capacidad innata de elegir, decidir y potenciar lo que quiere que le ocurra a nivel personal y en su interacción con su entorno porque cuenta con todos los recursos internos que necesita para dirigir su propio desarrollo. Se libera de la conveniente y aprendida mentira de que su existencia depende de lo que ocurre a su alrededor y empieza a actuar como conductor de su propia vida en lugar de limitarse a ser un simple pasajero.

No se trata de ningún conjuro ni de ninguna magia. Y ni mucho menos de un secreto. Se trata de liberar el potencial que tenemos absolutamente todos para liderar nuestras propias vidas. En la tercera y última parte de este artículo te contaré algo más sobre todo esto, pero mientras tanto permíteme que te haga una pregunta: ¿tú crees, por poner un ejemplo extraído de http://www.thesecret.esque Fernando Alonso aceptaría renegar de su habilidad físico-mecánica para la conducción, de su visión estratégica, de su entrenamiento físico, de su entramado empresarial y publicitario, de su reputación social y de su visión de liderazgo personal para limitarse a tomar asiento y esperar que el universo se ocupe de todo porque lo diga una señora llamada Rhonda Byrne o un señor llamado Eduardo Sánchez, a la sazón autor de un par de libros y representante de El Secreto en España e Iberoamérica por el único medio del pago de una franquicia dineraria? Si te encuentras con Alonso alguna vez, pregúntale si sus logros son resultado de su propio trabajo o de la ley de atracción del universo. Cuando deje de reírse, seguro que te invita a una caña.

Buceando en internet, puedes encontrar esta otra página con una breve reseña sobre el franquiciado de El Secreto en España y su historial profesional. Resulta que el autodenominado líder de El Secreto en España ha sido profesional del transporte de mercancías en el área de gestión comercial. Interesante. En 2003 recibe un premio, sin especificar ni de quién ni en qué ámbito, en calidad de mejor broker de Europa. Broker; intermediario y redistribuidor de bienes retribuidos por comisión. Interesante. Forma parte de la Facultad Americana iLearning Global…

¿Cómo?

iLearning Global (http://ilearningglobal.biz/opportunity.html) no es ningún centro de conocimiento. No es una facultad universitaria. ES UNA SIMPLE Y LLANA EMPRESA DE MARKETING MULTINIVEL O PIRAMIDAL.

Menuda credencial.

Y por fin, de la manera más casual y con toda seguridad gracias al Universo, se nos revela el verdadero secreto de Eduardo Sánchez, hábil negociador y competente comunicador en las distancias cortas que decide cambiar de vida y hacer de sí mismo un producto que rentabilice al máximo las habilidades personales que tanta pasta le han proporcionado a su antigua compañía TNT. Su trabajo le ha permitido relacionarse con el complejo sector de la formación empresarial en el continente en el que todo se vende a través de teletienda. En España, sin embargo, el nicho de la motivación y el liderazgo es también complejo. Demasiada competencia y un mercado todavía inmaduro en ebullición que busca su encaje. Profesionales con una excelente formación y de perfil superior al suyo con los que no puede competir.

Y, de repente, aparece El Secreto, un libro que hoy, en junio de 2010, sigue estando entre los cinco libros más vendidos en nuestro país.

Es perfecto. Compra la marca, el diseño gráfico y la exclusividad de la franquicia durante el tiempo que estipule el contrato. Monta una web con dominio.es en la que pega trozos inconexos de información que mezclan de forma incoherente PNL, secreto, teorías new age… Da lo mismo. El logo de El Secreto generará por sí solo una presuposición de legítimidad y desactivará el factor crítico de un público que ya está programado, tras la película y el libro y toda la gaita gallega que rodea desde hace varios años al puñetero secretito, para seguir deseando… Para alguien que quiere creer, cualquier cosa será creíble. Hasta que la Open University of Advanced Sciences de Florida, mencionada en el currículum vitae de Alfonso Sánchez, existe de verdad…. aunque no sea más que una web cutre y de aficionado de segundo de BUP y cuya dirección postal está en la calle Sepúlveda 96 Ent 2ª de Barcelona!!

Y Eduardo Sánchez comienza a replicar el modelo piramidal multinivel de iLearning en España empleando como producto y como canal El Secreto. Atención.

Vamos a terminar con un cálculo sencillo.

Hasta diciembre de 2008 (según el date stamp del código fuente que figura en este último enlace), Eduardo Sánchez ha facturado 200 cursos. Según la agenda de la web http://www.thesecret.es, entre julio y octubre prepara 18 cursos más, además de un programa de varios días en el balneario de Cofrentes (Valencia).

Si de media consigue captar a unos 50 participantes por curso, a un razonable precio de 200 euros por persona, los 218 cursos que tenemos documentados le habrían reportado unos 43.000 euros. Sin contar los cursos del año 2009. Ni el programa de Cofrentes, cuyo coste de inscripción es de 690 euros por persona. Ni los libros que haya escrito o escribirá a la sombra  de la marca franquiciada.

Cursos a precio de saldo, y además dañinos según veremos en la tercera parte, diseñados para pobres ignorantes y desesperados que no saben hacia dónde ir y que siguen programados con la mentira de que alguien hará algo por ellos en algún momento y su vida cambiará. Cualquier alguien menos ellos mismo. Ya se ocupará el universo. Y, mientras sigan deseando, seguirán pagando…

Rhonda Byrne recibe un porcentaje de todo esto. No lo olvides.

Y no dejo de preguntarme si Eduardo Sánchez es otro de esos charlatanes sinvergüenzas y codiciosos que se aprovechan de la ingenuidad de otros. O no.

Continuará…

El turbio secreto de EL SECRETO (I)

¿Quieres ayudar a desenmascarar el negocio encubierto de El Secreto? Si quieres contribuir, copia la dirección de este artículo (https://artematopeya.wordpress.com/2010/06/20/el-turbio-secreto-de-el-secreto-i/) donde pueda ser vista por otras personas.

Antes de empezar a teclear, ya estoy anticipando que muchos leerán este artículo y sus emociones se revolverán en volcánica ebullición. Pero cómo te atreves es la frase que más voy a escuchar en los próximos días. Que nadie se lo tome como algo personal. Aún así, voy a publicarlo en honor a la verdadera naturaleza de artematopeya y de este sitio no esperes a que suceda: expresar observaciones sin intentar ser políticamente correcto sino, únicamente, objetivo y congruente.

Si eres, has sido o tienes intención de ser lector o lectora de El secreto de Rhonda Byrne, has de saber que no es más que una auténtica y genuina imbecilidad y un rentable engañabobos, dañino no sólo para tu bolsillo sino también para tu bienestar emocional.

Mi amigo Jamie resume su visión al respecto en una sencilla frase:

Si El Secreto es tan estupendo,
¿dónde están mis 20 millones de euros,
mi isla privada,
mi Bugatti Veyoron y
mi Naomi Campbell…?

Y es que el secreto y la ley de la atracción en la popular versión secretística no son más que una eficacísima y rentabílísima campaña de marketing a nivel planetario de una peligrosísima toxicidad emocional que te mantendrá sin fecha límite en el conocido (y ya viejo para nosotros) estado sigo deseando sin que ocurra nada en tu vida y realimentando tu frustración y tu estado continuo de aspiración mientras –sí, lo has adivinado– no haces más que seguir consumiendo compulsivamente productos-el-secreto para ver si por fin te ocurre algo de eso que tanto deseas… aunque lo único que terminará ocurriendo es que la cuenta bancaria de la golfa de Rhonda Byrne y de sus secuaces se seguirá llenando hasta rebosar aprovechándose sin escrúpulos de tu debilidad emocional, de tus desconocimiento, de tu frustración (aprendida) y de tu estado de satelización vital.

Porque, ¿sabes?, te estás comportando como un simple y gregario satélite cuando tu potencial natural es el de vivir como un céntrico y solar líder.

Lo primero que debes saber es que todos los presuntos expertos y líderes que aparecen en este falso documental (de soberbia factura, a pesar de todo; busca más abajo la explicación sobre estimulación sensorial…) no son más que un rebaño de sinvergüenzas, sacacuartos y charlatanes sin ningún tipo de habilidad o don especial. Lo cual no implica que no sean listos, que lo son. Pero la nómina de El Secreto no está formada por seres iluminados preocupados por tu bienestar sino por auténticos expertos en marketing y smoke-selling (venta de humo) como, por ejemplo, Joe Vitale, un multimillonario e irritante charlatán capaz de forrarse escribiendo sobre técnicas de marketing espiritual y después cambiarse de chaqueta, fichar por el secreto y venderte la moto de El Secreto empleando las mismas técnicas de persuasión sobre las que él mismo ya te ha vendido alguno de sus libros antes.

¿Y por qué, contra toda previsión, he decidido dedicarle un artículo a El Secreto hasta para mi propia sorpresa?

Pues porque si saber que El Secreto no es más que una descomunal campaña de comunicación transmedia cuyo objetivo es generar ingresos a tu costa no fuera suficiente, prepárate porque la infección ha desarrollado una nueva y peligrosa mutación. Primero fue una película, después un libro-biblia, más tarde varios libros spin-off y otros productos colaterales y, ahora, acciones de marketing vivo y de socialización a través de cursos de formación y de una peligrosa y tóxica propuesta de coaching.

Lo segundo que debes saber es que El Secreto es un gran negocio vírico de estructura cuasi-piramidal cuyo objetivo es perpetuarse mediante la manipulación de los sistemas sociales y culturales de creencias. La víctima eres tú por tu condición (y la de casi todos nosotros) de enfermo sistémico y, para ello, la enorme organización en la que se ha convertido y que opera a través de franquicias locales sin más complicación empresarial que la de una red de tintorerías no duda en emplear técnicas de comunicación persuasiva en su versión black-ops; en román paladín, encubiertas, clandestinas y con la única intención de manipularte.

Una premisa misteriosa y secreta sólo revelada a los elegidos mediante un anticipador goteo (…el secreto fue prohibido…), una realización sensorialmente subyugante y sintonizada a nivel emocional (imágenes y sonidos evocadores, morfología y diseño gráfico de folletín de aventuras, montaje rítmico con capacidad de sincronización hipnótica, creativos testimonios revestidos de una supuesta y deseable verdad…), un guión muy efectivo en términos de lenguaje persuasivo, un aparato de distribución de proyección exponencial, un nuevo valor añadido de cercanía face-to-face

Te invito a que pases, lo más deprisa que puedas y sin prestar demasiada atención, por esta url (http://www.thesecret.es) para que compruebes que contiene las siguientes afirmaciones y contenidos:

  • Oportunidades de negocio (= pasta para el secreto).
  • Cursos online (= pasta para el secreto).
  • Programa de formadores del Secreto Nivel 1 (para que te vayas preparando porque pronto habrá un Nivel 2 y 3 y 4 y 5…) y avalado por una universidad de Florida (Open University of Advanced Sciences) que es, sencillamente, una estafa. Sólo hay que buscarla en Google y echarle un vistazo a esa web de plantilla de Microsoft Word para darse cuenta de que está redactada por malnacidos del mismo nivel que los pretendidos analfabetos que escriben los mails-spam sobre herencias, loterías y pasayadas similares, igual de peligrosos y carentes de escrúpulos (= pasta para el secreto).
  • Coaching falsamente refrendado por líderes testimoniales como Fernando Alonso que, probablemente, ni siquiera saben que se utiliza su nombre sin autorización para vender productos comerciales mediante técnicas engañosas (= pasta para el secreto).

Sobre el coaching tóxico de El Secreto y su absoluta y diametral perversión de la verdadera programación neurolingüística y del coaching honesto hablaremos en la segunda parte de este artículo. Y sobre el triángulo emociones-pensamientos-realidad y cómo aprender a ver el mundo que te rodea con claridad sin tener que resignarte a ser vapuleada/o por los vaivenes de la vida –discurso enfermizo y engañoso que, con toda seguridad te habrá, llevado hasta la basura de El Secreto-, en la tercera.

Mientras tanto, cuídate de El SecretoEs tóxico para tu bienestar, recuérdalo.

Ir a Parte II.

¿Estamos todos locos o qué?

Hace muy pocas semanas, en una pared del servicio de urgencias del Hospital de Alcorcón, me estampo las narices contra esto:

A una distancia de unos 10 metros, pegado con celo por las esquinas, un aviso similar sobre una puerta (sucia y cochambrosa, para más señas; como casi todo en ese imbécil hospital, por otra parte), esta vez, del servicio de enfermería:

Digo yo que, si así de clarito está escrito, por algo será. Por ejemplo, porque en la misma noche en la que pacientemente acompaño a mi dolorido padre durante más de siete horas mientras esperamos a que sea atendido de un insoportable dolor en un pie repentinamente hinchado como un balón de pilates y recubierto de una piel púrpura, brillante y a punto de rasgarse por veinte sitios, pudimos ser testigos directos de cómo un médico casposo, arrogante, egocéntrico y con maneras de dictador bananero exigía de un enfermero su absoluta, total y exclusiva dedicación aún a expensas de la atención debida por el asistente a los pacientes que pacientemente esperaban en aquella sala de espera. Lo mejor de todo es que aquel matasanos bocazas y malencarado no estaba en turno de ejercicio sino que acudía al hospital como usuario.

Lo peor (o lo mejor, según se mire) es que, después de pasar los filtros de admisión, de catalogación y etiquetado de pacientes y de consulta de enfermería sin haber conseguido que ninguno de los empleados del turno se sintiera en absoluto impresionado por su desmedido e infantil ego, su condena a tener que estacionarse durante unas cuantas horas en la sala de espera, como todo hijo de vecino, se terminó saldando con el consabido usted no sabe quién soy yo seguido de una infumable rabieta, ridícula en una persona de semejante edad y supuesta madurez, previa a que el buen doctor cogiera la puerta no sin antes amenazar en voz bien alta con que se marchaba y que se atuvieran a las consecuencias. Un número de circo en toda regla en medio de una sala de espera a rebosar de gente con todo tipo de dolores, olores y colores.

Menos de treinta minutos después, el mismo buen doctor apareció de nuevo en el cementerio de enfermos que parecía aquella sala de espera, acompañado de un directivo del hospital (¿directivos de hospital?) y por sus santas pistolas fue atendido inmediatamente de su estúpida molestia, obligando a varios enfermeros y a dos o tres médicos a interrumpir por decreto lo que estuvieran haciendo. Tras su urgente tratamiento de urgencias, que duró unos quince minutos, el buen doctor se despidió con largo paseo por la zona de espera, caminando bien despacio con las manos en los bolsillos y una sonrisa desafiante que iba dedicando a cada uno de los que allí estábamos como saludo de despedida mientras se acercaba a la puerta de enfermería para recuperar su abandonado portafolios antes de marcharse con viento fresco…

Con la edad he aprendido a que no se puede tener la mano demasiado larga cuando mides dos metros y además eres un peso pesado. Por tu propio bien. Y cuando hay tanto aviso de persecuta policial a la vista es porque será realmente necesario, por el motivo que sea. Pero con este buen doctor hubiera hecho un extra…

No se puede entender que nadie quiera meterle dos puñetes a personas que hacen todo lo posible por aliviar dolores y subsanar enfermedades ajenas. De hecho, en el estado del bienestar, dedicarle atención a un sanitario es una inversión completamente egoísta; una inversión en uno mismo. Pero en algunos casos excepcionales, como éste, está justificado meterle dos buenos bofetones. Aunque sea de forma simbólica. Como puede ser la de pegarle con un trozo de esparadrapo en la cara de su portafolios que miraba a la pared un aviso hecho a mano y con un rotulador prestado que decía:

Por favor, no sea conmigo tan déspota, violento y
egoísta como yo lo soy con el resto del mundo.

Las caras de silencioso descojone de los pacientes pacientes mirando como el buen doctor se dirigía hacia la salida haciéndose el importante y sin percatarse de lo que llevaba colgando en la cara vista de su maletín, lo mejor de la noche.

Aprieta el botón

Uno de los hechos que más me sorprende sobre el estado-del-arte del sistema en el que se ha convertido la civilización humana es el monstruoso y gigantiásico número de personas que emplean cuarenta horas de su tiempo a la semana en un trabajo que desprecian o en un trabajo que, vaya, no está mal pero tampoco les satisface especialmente o en un trabajo que les gusta hacer pero que les exige dejarse la piel en cada minuto para conseguir que produzca beneficios (mientras que, en silencio, no dejan de pensar que, cualquier día de estos, no podrán aguantarlo más y tendrán que abandonarlo para buscarse otro).

Y yo no hago más que preguntarme:

¿Por qué motivo, con qué objetivo, querría NADIE
dedicar la mayor parte de su día a
hacer algo que detesta tanto o que, sencillamente,
no le hace verdaderamente feliz?

Si piensas un poco sobre ello, estarás conmigo en que es un status-quo completamente absurdo e incongruente. Pero, para la mayoría de la gente, la respuesta es demasiado obvia y sencilla: necesitan generar el dinero bastante con el que poder pagar sus facturas, sus deudas, su consumo…

No creo que me equivoque tanto si aseguro que el 99,99% de las personas, por no llegar al 100%,  elegiría abandonar INMEDIATAMENTE su trabajo actual si tuviera la opción. O, mejor dicho, si creyera que la tiene. O, mejor aún, si supiera que, en realidad y aunque no lo sepa o no sea consciente de ello, ya la tiene.

Tampoco creo equivocarme si me atrevo a asegurar que, con demasiada certeza, la mayoría de las personas tiene un gran sueño por cumplir; por supuesto, mucho más grande que aquello a lo que le dedican un tercio de su tiempo de vida.

Entonces…

¿por qué, simplemente, no dejan de
poner sus talentos y habilidades
al servicios de trabajos
en los que son simples y mecánicos gregarios y
empiezan a ponerlos
al servicio de su visión personal
y de su gran sueño?

Es muy sencillo. No cuentan con la suficiente certeza de van a ser capaces de generar los suficientes ingresos haciendo aquello que les gusta, aquello con lo que sueñan. Ésta es la única explicación lógica que se me ocurre para intentar comprender una elección con tan poca lógica.

O que la mayoría de la gente no se atreve a disfrutar de la vida haciendo lo que realmente les gustaría porque están programados por el sistema para procrastinar, para postergar, para vivir permanentemente en el estado sigo deseando. Nunca aquí y ahora. Sólo seré feliz cuando…

O que la mayoría de la gente carece de autoconfianza en su propia persona. Si también yo fuera capaz, como esos otros…

O que la mayoría de la gente no tiene tiempo suficiente para poner en marcha el mecanismo de la felicidad en su vida; su trabajo a tiempo completo no les deja tiempo suficiente…

O que la mayoría de la gente está hipnotizada por la cultura del primero necesito dinero o del cuando tenga suficiente o del cuando haya terminado de pagar la hipoteca o del cuando haya alcanzado la seguridad que necesito… y entonces nunca serán capaces de empezar a vivir disfrutando de todo su potencial.

O que a la mayoría de la gente le preocupa demasiado lo que dirá su rebaño si fracasa en su empeño, ya sea según su propio criterio o según el de los demás…

O que la mayoría de la gente se equivoca al enfocarse en objetivos que creen realistas y según el canon en lugar de hacerlo en lo que realmente quieren, en las ideas inspiradoras que sustentan sus objetivos personales reales: piensan en pequeño y, entonces, todos sus resultados son de idéntico tamaño; es decir: pequeños…

O que… sencillamente, LA MAYORÍA DE LA GENTE NO SABE EN REALIDAD QUÉ ES LO QUE QUIERE. Muchos se entregan al circunloquio del por lo menos ya sé lo que no quiero, que no es más que una estúpida excusa y una mentira inútil que no sirve, de verdad, para nada más que para alimentar tu frustración.

Si tuvieras la más incontestable certeza de que existe algo que te excita y te inspira con absoluta pasión y que te haría saltar literalmente de la cama cada mañana para poder dedicarte a ello… seguro que el hecho de recoger tus cosas y salir por la puerta sin volver a mirar hacia atrás no sería ningún drama para ti.

El hecho de sentarse con uno mismo y hacerse una sencilla pregunta es un acto de auténtica valentía:

¿Qué es lo que quiero para mí?

Cuando te hagas esta pregunta con la voluntad de ser congruente contigo mismo y de accionar en tu interior de forma más o menos consciente los mecanismos y las habilidades necesarias para cumplir con la respuesta que hayas elegido, estarás pulsando de una vez el botón que disparará el cohete de tu felicidad, sea la que sea y signifique lo que signifique para ti.

Lo peor, te lo aseguro, es no atreverse nunca a buscarse el botón.

Cómo gustar del tango

Madrid, 10 de junio de 2010. 21:20 horas. Calle Mayor. Busco una máquina de tabaco. Desde el epicentro de una marejada de ruido, gente, pobres putas sucias y obesas de vidas deshauciadas y un surtido de yonquis sin dientes y sin dignidad que viven del susto del pobre pusilánime atontao, mis sentidos se sintonizan sin querer con una súbita música que suena en algún lugar cercano. Y, de repente, zwoooooooooom. Me teletransporto.

Por una cabeza, de Gardel y Le Pera, es un prodigio de fraseo musical y de melodía. Puede que haya otros tangos mucho más populares o de sangre mucho más espesa, pero el lenguaje melódico de este cabeza es auténtica emoción puesta sobre un pentagrama. Eso sí, siempre y sólo en lo instrumental. Casi se puede escuchar una suerte de voz silenciosa que se enhebra con cada nota…

En lo musical, el tango me encanta. En lo corporal, más aún. No hay nada más elegantemente sexual que disfrutar de la visión de un tango sentido y bailado en medio de la penumbra. Pero el depresivo de Gardel es denso y aguardentoso. Y de Le Pera me resguardo. Tanto tormento, tanta posturita, tanto sufrimiento sólo puede surgir de un corazón desequilibrado y de una cabeza medio enferma. Lástima de los millones de argentinos que han tenido que crecer condenados a escuchar durante años el lavado de cerebro de semejante malparido que ha generado con sus letras una cultura de pobreza, de miseria vital, de falta de autoestima, de suciedad emocional y de changuita arrabalera arrastrada y pendenciera. Lo que le faltaba a una sociedad mestiza que tardó demasiadas décadas en construirse una identidad y que aún sigue pagando los platos rotos de la venenosa melancolía. Claro que, en España, no tenemos de qué quejarnos. Nosotros tenemos nuestra la copla, una sobrevalorada música igual de venenosa que, tras años de empeño y de esfuerzo, ha conseguido crear toda una legión de personas asustadas, cobardes, voluntariamente tristes y de vidas mecanizadas que no hacen más que ver pasar el tiempo y seguir muriendo en vida…

En fin, que el cabeza de Gardel es un prodigio emocional que sobrepasa las fronteras del tan-poco-de-mi-gusto tango como género y está entre mis favoritos de todos los tiempos. Punto y sanseacabó.

El caso es que el perfume de la música me lleva en volandas por cualquier bocacalle hasta la calle Arenal. Y allí me encuentro con este quinteto ( el de la foto) que empieza a entregarse a los compases finales del ya recontramegaconocido arreglo instrumental que bailan Arnold Schwarzenegger y Tia Carrere en la escena final de la artematopéyica y divertidísima Mentiras Arriesgadas de Cameron…

Hay quien dice, sin embargo, que la similar escena entre Al Pacino y Gabrielle Anwar, en Esencia de Mujer, es mucho mejor…

En realidad, el premio ha de ser para los editores capaces de montar una escena cinematográficamente creíble con actores de madera incapaces de bailar ni siquiera una nana y que termine pareciendo que, de verdad, están moviendo un pie detrás del otro. Ya sabemos todos que, para la mayoría de los americanos, cocinar es hacer una ensalada o mezclar nachos con queso fundido. Pues con el tango lo mismo. Ni Pacino ni Anwar ni Schwarzenegger ni Carrere tienen una mínima idea, puta o no, sobre cómo se baila un tango. Pero me quedo con la versión de mentiras por varios motivos. Por el humor, por la honestidad cinematográfica, por el magnífico trabajo del editor, por la onda de Tia Carrere, por la ausencia de ego de Schwarzenegger y porque la escena es parte integrada con coherencia en la película. En el caso de esencia, el único objetivo de la escena es satisfacer la megalomanía estrellática del pelma de Al Pacino, un auténtico coñazo de actor y de señor, egocéntrico y más espeso que la leche condensada. Que le den bien a él y todos los actores (y actrices) que se ponen taaaaan pelmas con el método y con el buen señor de Strasberg que en gloria esté.

Por cierto, que Calamaro también hace un cabeza bastante apañao:

Meglio stasera (mucho mejor)

Del genial Henry Mancini.

Meglio stasera
Baby go go go
Or as we natives say
“Fa subito!”

If you´re ever gonna kiss me
It had better be tonight
While the mandolins are playing
And stars are bright

If you´ve anything to tell me
It had better be tonight
Or somebody else may tell me
And whisper the words just right

Meglio stasera
Baby go go go
Or as we natives say
“Fa subito!”

For this poor Americano
Who knows little of your speech
Be a nice Italiana
And start to teach

Show me how in old Milano
Lovers hold each other tight
But I want you sweet paesana
It had better be tonight

Y después… SWAY.

A jugar: Alien

* Acceso rápido al emulador de ZX Spectrum online.

Alien de Argus Press es un caso especial dentro del catálogo del ZX Spectrum. Editado en 1984, es una perfecta combinación de juego de tablero, estrategia, aventura y ficción interactiva que, con un sencillo interface y unos gráficos básicos y funcionales en blanco y negro con sólo algún toque de color, consigue atrapar toda la angustia y el suspense de la historia de Ridley Scott y lo convierte en un serio candidato para instalarse en la memoria de tu móvil (o en cualquier otro gadget para el que puedas encontrar un emulador de ZX Spectrum) en 2010. 

Es un juego de ritmo pausado sin virguerías gráficas pero con una calidad excepcional y un emocionantísimo componente de estrategia en tiempo real. El tiempo transcurre en Alien aunque no toques ni una sola tecla… Como comandante de la nave Nostromo, con una tripulación de 7 efectivos, tu misión es dirigir a tu equipo a partir del momento en el que la criatura destroza el vientre de Kane y desaparece a toda velocidad hacia algún oscuro rincón para crecer, terminar de desarrollarse y destruir al resto de la tripulación para adueñarse de la nave.

Para ello, cuentas con un sencillo menú que puedes manejar con cuatro teclas (arriba, abajo, enter y atrás… perfecto para el pad direccional de un móvil) mediante el cual dirigirás las acciones y un visor gráfico en el que monitorizar las tres cubiertas de la nave (con un total de 35 estancias) y la posición de los personajes en cada momento. Pero, además, tendrás que monitorizar el sistema de ventilación, un laberinto de conductos por el que se desplaza el Alien sin ser visto para emerger por sorpresa por la rejilla de cualquier estancia y atacar sin piedad… Por no hablar del tripulante-robot (diferente en cada partida) que defenderá la vida del monstruo aún a costa de su la suya propia y te traicionará, de Madre -el ordenador de abordo que no siempre podrá reportar la situación cuando más la necesitas- y de Jones, el gato, que obligatoriamente tendrás que conseguir rescatar empleando una jaula para meterlo con Ripley en la cápsula Narcissus y escapar de la Nostromo si puedes… capturar al puñetero gato.

¡Ah!. Cuando te vayas de la Nostromo, no puede quedar ningún tripulante vivo a bordo.

Puedes jugarlo en dos niveles de dificultad: el juego corto, en el que manejarás sólo a 3 personajes y bastará con conseguir que un tripulante capture a Jones, active el sistema de autodestrucción, llegue a la cápsula de salvamento (suena fácil pero no lo es en absoluto, te lo aseguro) y despegue, o el juego largo, en el que manejas a la tripulación al completo y los efectivos necesarios para poder lanzar la Narcissus se elevan a 3 (más el gato).

También puedes intentar matar al Alien, aunque su sangre ácida puede dañarte a ti o a la nave y reventarte la partida. Ojo. O engañarlo para bloquearlo en una esclusa de aire y lanzarlo al espacio.

Esparcidos por la nave se encuentra un buen puñado de ármas y objetos útiles (redes, incineradores, tanques de oxígeno, trackers…), aunque no aparecen reflejados en el monitor. Sólo podrás monitorizarlos mediante la parte inferior del menú cuando accedes a cada estancia de la nave, así que es recomendable mapearlos en papel para saber donde están al comienzo de la partida para poder pedirle a cada personaje que coja el objeto que decidas y que lo utilice cuando corresponda.  

Pero lo más interesante de este Alien es la, para entonces, revolucionaria tecnología PCS (personality control system). Cada personaje cuenta con un personalidad particular y sus reacciones a tus órdenes son, igualmente, particulares y distintas. Puedes emitir órdenes para cada personaje y las irán ejecutando en tiempo real, cada uno la suya, y provocando eventos a lo que tendrás que ir respondiendo según tu estrategia. Puedes emitir una orden genérica y cada personaje reaccionará de acuerdo a su perfil. También puedes enviar a un tripulante sólo o acompañado a cumplir una orden y su estado emocional será más o menos estable. Envíalo sólo y su moral se derrumbará, se pondrá nervioso y la probabilidad de que no obedezca tus órdenes o se equivoque se multiplica. Recuerda que estás en una nave claustrofóbica en la que un un monstruo asesino y sin inteligencia anda suelto… Hay seis niveles de estado emocional que tendrás que gestionar (confiado, estable, intranquilo, agitado, histérico y paralizado). Entregarles armas y objetos de apoyo les ayudará a mejorar su seguridad, a manterse más estables.

El juego, a pesar de su edad, es fantástico en cuanto a diseño, a jugabilidad, a ambientación y a programación. El manual incluido en el paquete original es sólo un excelente avance de lo que contiene este software: tensión y suspense por toneladas en un medio, los ordenadores de 8 bits de hace 25 años, escaso de recursos para absolutamente cualquier cosa. Es de recibo felicitar a su autor, aún a toro pasado, por haber conseguido crear una excelente atmósfera de tensión en 48 kbs. El juego sigue funcionando en 2010 y muy bien. No podrás ver donde está el Alien hasta que lo tengas encima, pero irás encontrando evidencias de su paso según te muevas; lo escucharás moverse, abrir y cerrar rejillas; el sonido rítmico del tracker que detecta su temperatura; el constante cambio entre personajes y la emisión de órdenes; el escaso tiempo del que dispondrás para capturar a Jones cuando aparezca de improviso en pantalla y no estés controlando en ese momento al personaje que lleva la jaula; los mensajes de Madre…

El juego conseguirá atraparte y hacer que te sientas al mando de la Nostromo. Sobre todo, cuando estés jugando la versión larga con la tripulación al completo y empieces a perder efectivos en manos del Alien. El juego oscurecerá tu templanza e incrementará el componente emocional: querrás venganza, querrás enfrentarte con el Alien y querrás incinerarlo hasta que consigas reducirlo a cenizas. Te sorprenderás respirando profundamente antes de entrar en una nueva estancia o de cambiar de cubierta…

Alien es un juego difícil de ganar pero muy divertido y absorbente para jugarlo. Pura estrategia, tensión y diversión a raudales. Pero no te enfades si no consigues una puntuación superior a 1% o 2%. Sigue intentándolo porque se puede. Puedes jugarlo en este emulador online de ZX Spectrum (está en el bloque del año 1984) o, alternativamente, descargar los ficheros en formatos .tzx, .tap, .sna, .z80 o .dsk (según disponibilidad) del archivo de World of Spectrum (enlace directo) si quieres jugarlo offline con cualquiera de los emuladores disponibles para todo tipo de ordenador, consola, teléfono móvil o ingenio digital.

Recuerda que, en World of Spectrum, podrás encontrar no sólo casi todos los juegos y programas publicados para ZX Spectrum (y todos caben en tu móvil, en tu PDA o en tu Blackberry) sino también abundante material adicional (mapas, manuales, reportajes de la prensa de la época, hiperenlaces a juegos similares o del mismo autor o de la misma compañía o de la misma serie…).

We’re alone now and I’m singing this song for you

 

I’ve been so many places in my life and time
I’ve sung a lot of songs, I’ve made some bad rhyme
I’ve acted out my life in stages with ten thousand people watching
But we’re alone now and I’m singing this song for you

I know your image of me is what I hope to be, I’ve treated you unkindly
But girl can’t you see, there’s no one more important to me
So darling can’t you please see through me, ‘cause we’re alone now
And I’m singing my song for you, you taught me precious secrets

The truth with holding nothing, you came out in front
And I was hiding, oh, but now I’m so much better,
So if my words don’t come together, listen to the melody
‘Cause my love is in there hiding

I love you in a place where there is no space or time, I love you for my life
You are a friend of mine, and when my life is over
Remember, remember, remember when we were together
And we are alone now, and I was singing this song to you

We were alone, and I was singing, yeah singing
We were alone, and I was singing this song for you
Singing my song, I’m singing my song for you

Pues estará como un cencerro pero en la cocina es bien cabal…

Empieza una nueva semana. Después de quince días de actividad frenética y, por qué no decirlo, también auténticamente increíbles, hoy me he tomado el día con downtempo y, una vez concluida la primera sesión de un nuevo curso de comunicación emocional con el que hemos empezado hoy, el artematopeya team se ha regalado un paseíto por La Latina en un horario inédito para mí entre semana: el del aperitivo. Y como no hay nada mejor que expandir a tope los sentidos para descubrir el increíble mundo que nos rodea, a pesar de que la prensa y la televisión de mierda de esta era moderna se empeñen en convencerte de que no es así para poder instalar el miedo y la desconfianza en ti y que sea más fácil manipularte después, hemos terminado acodados con un ribera (muy rico, por cierto, ese Arnáiz) en la barra de Juana La Loca, una antigua bodega de barrio reconvertida en pintxería moderna.

Yo creía saberlo todo en cuanto a tortillas. Pablo, a la sazón encargado del Juana, me ha demostrado que estaba equivocado y nos ha hecho descubrir la única, la auténtica, la verdadera mejor tortilla de patatas del universo: su tortilla de cebolla. De cebolla, sí; pero confitada.

Parece ser que la tortilla del Juana es una afamada receta en los ambientes domingueros madrileños. Y nosotros sin saberlo. En pocas palabras, es una tortilla que hay que probar al menos una vez en la vida. Ya verás luego qué pasa con los precios y si comes algo más o cambias de barra… Pero date un gusto. La tortilla se lo merece y tú también.

Y si en domingo está a rebosar, acércate un martes. Anímate y sé flexible.

Por cierto, está en Plaza de Puerta de Moros, 4.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: