¿Quién quiere un cerebro?

Ayer comenzabamos la última sesión de nuestro taller de comunicación emocional y persuasiva preguntando en voz alta ¿alguien quiere un cerebro? y repartiendo láminas a todo color de la ilustración que acompaña a este artículo a aquellos que respondieron afirmativamente a la pregunta. Después de cuatro días sembrando awareness y conocimiento indirecto en un grupo que necesitaba darse cuenta de su morfología emocional, de sus todavía no-descubiertas pero importantísimas habilidades de comunicación persuasiva y de influencia sobre su entorno y de que todo ese potencial se puede explotar con muchísimo éxito empleando adecuadamente las emociones, todos respondieron YO QUIERO UNO.

Este sencillo gesto de apariencia convencional suele ser la prueba de que el trabajo de observación previa de un grupo y de posterior siembra indirecta de conocimientos ha sido equilibrado. Porque la respuesta yo quiero uno, aparentemente consciente, significa en realidad yo quiero uno pero de esos que acabo de descubrir. Es un acto reflejo que certifica que el conocimiento ha sido transmitido eficazmente, que ha sido interiorizado, que las conexiones a nivel cognitivo se están empezando a producir y que en pocas semanas toda la sorpresa, la incógnita, la expectación y la confusión se transformará en una nuevo estilo de relación con su entorno, una actitud positiva más creativa y una comunicación mucho más eficaz. Estoy seguro de que todos colgarán esta lámina en lugares bien visibles como estímulo y como referencia de sus recién descubiertas habilidades.

A pesar de su brevedad (cuatro días), este taller suele ser agotador porque nos obliga a desdoblarnos y hacer el trabajo visible a la vez que el invisible. Es un auténtico tour de force manejar el lenguaje externo con coherencia y apariencia de trivialidad mientras, a nivel interno, vas cocinando y marchando las piezas de información en el formato adecuado y en la combinación más efectiva según va evolucionando el grupo. Pero, en cualquier caso, éste ha sido un taller especialmente ilusionante por varios motivos. Es la primera vez que el grupo estaba formado inttegramente por mujeres, con lo que implica semejante perfil en términos de polaridad cognitiva y emocional. Es también la primera vez que el grupo estaba formado sólo por técnicos de campo y no de despacho. Y es la primera vez también que arrancamos de cuajo este taller de comunicación emocional y persuasiva del limitado y restringido campo de la estrategia comercial o de la comunicación de naturaleza publicitaria.

Con algunos grupos, todavía nos seguimos quedando con las ganas, al concluir los talleres, de explicarles con detalle la metodología que subyace a la experiencia que viven durante cuatro días. Y este grupo ha sido uno de esos. Pero no puede ser…

¿Qué prestidigitador revela sus trucos?

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 16 abril, 2010 en Artematopeya, Nacho A. Llorente, _Persuasión & comunicación. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: