Daniel Sánchez Arévalo, de profesión: escritor

Tres películas (Azul oscuro casi negro, Gordos y esta El mal ajeno) y un musical (Enamorados anónimos) facturado en equipo han bastado para terminar de confirmarlo: mi amigo Dani es, de profesión, escritor. Que no es poco. Se le estaba viendo venir y con Gordos lo dejó más que visto para sentencia. Entre Daniel Sánchez Arévalo y su máquina de escribir existe una gran historia de amor.

Hay quien, equivocadamente, sobrevolará El mal ajeno desde la estratosfera, dejándose guiar sólo por las señales de los satélites e incapaz de ver más que los nubarrones. Y esas nubes no son otras que Belén Rueda y Eduardo Noriega además del propio Luis San Narciso y de Alejandro Amenábar en los créditos, por supuesto. Una lástima que Telecinco, de nuevo en su versión cinema y después de esa barata imbecilidad para ignorantes y plebeyos pagadores que es Agorabar, vuelva a destrozar una gran historia soberbiamente escrita y también vergonzosamente desaprovechada gracias a una dirección mediocre, a una realización justita para el aprobado y a un innecesario exceso de aparato comercial y de amigos famosos en la agenda. El Himenóptero de Alejandro Amenabar produce junto con Telecinco Cinema. Su Eduardo Noriega de Tesis y Abre los ojos protagoniza junto a una Belén Rueda recuperada del fondo marino. Del fondo del mar llega también Óskar Santos, voluntarioso responsable del making off de Mar adentro y realizador de libro con poco, por no decir nulo, sello personal.

El mal ajeno es una sencilla y delicada historia mundana, íntima y costumbrista con un toque de introspección y otro de espiritualidad pero sin dramas ni escándalos emocionales. Un material que sobrepasa con creces las capacidades de muchos actores de grandes carteles pero también de pequeños registros. Y este Noriega sigue siendo el mismo aspirante de Tesis cuya expresión facial, gracias a una más que una oportuna barba, se libra esta vez de quedar con el culo al aire. Belén Rueda, aunque se lo haya terminado creyendo de tanto contarlo de entrevista en entrevista, no ha visto jamás a un alcohólico de verdad y, si lo ha visto, debería replantearse definitivamente su carrera como actriz. Ninguno de los dos es capaz de transformarse. Sus personajes no tienen vida; están vacíos y muertos. Y no es un recurso expresivo ni un recurso narrativo ni un recurso de dirección. Es, sencillamente, que no dan para más.

Son los actores secundarios, junto con el lápiz del escritor, los que consiguen que la película siga respirando de este guión con tanto oxígeno. Cristina Plazas asume la responsabilidad, con su excelente y discreto trabajo verdadero, de mantener vivo el latido de la historia. Clara Lago y Marcel Borrás, con una extraordinaria dosis de intuición, acompañan con frescura y con habilidad la resolución de una historia en la que sus personajes importan más de lo que el montaje les ha permitido importar. Angie Cepeda, siempre correcta y eficaz, es de nuevo correcta y eficaz aunque ya va siendo hora de que muestre que es capaz de hacer alguna otra cosa. Carlos Leal ha desaprovechado la oportunidad de mostrar algo más que su alargada cabeza despeinada aunque en el conjunto no desentona; la sombra de Noiret es alargada…

Un auténtico desperdicio que un guión afortunado, oportuno y repleto de personajes vivos y únicos haya terminado convertido en una TV-movie de presupuesto asequible (seguro que, como siempre, a costa de los salarios de algunos) y con denominación de origen para la pantalla grande. Porque debajo de esas nubes hay una historia maravillosa, tan bien creada y tan bien escrita que, en manos de un director con talento y con un elenco de auténtica calidad, se hubiera convertido en una grandísima película sin necesidad de amenábares, de noriegas o de belenesruedas.

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 5 abril, 2010 en Artematopeya, Cine, teatro, literatura y arte, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

lyriquediscorde

musical musings

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: