¿Qué coño le pasa a Miguel Bosé?

La libertad, en todas sus facetas, es un derecho íntimo e inalienable del ser humano. Cada cual es libre de pensar, opinar, decir, elegir y actuar según le dicten sus privadas entendederas sin tener la obligación de dar por ello ninguna explicación ni sobre el qué ni sobre el porqué. Hasta el xenófobo, el asesino, el maltratador, el tirano, el caudillo o el estafador gozan de la misma libertad de ser o no y de actuar o no como tales. Es una cuestión de elección en el ámbito de lo personal que será después matizada por los filtros de la organización social cuando lo personal macula el bien común.

Lo mismo ocurre con las ideologías o los cultos para los que los tienen. Decir que se es de izquierdas es tan legítimo como decir que se es de derechas. Decir que se es católico o decir que se es musulmán es una cuestión de cada uno. Querer decirlo es una manifestación de libertad. Elegir decirlo es un signo de íntimo albedrío. No hacerlo, también.

Lo principal, y lo suyo, es cultivar la coherencia. O no. La incoherencia es también un signo de libertad. Aunque, en ocasiones, resulte especialmente indigna por su falta de respeto hacia la libertad de los demás.

Las malolientes dictaduras que asolan iberoamérica, disfrazadas de una ideología de izquierda cuyo prágmatos ni existe en la realidad ni jamás podrá existir en una civilización tan emocionalmente inmadura como la nuestra, son un calco de los repulsivos fascismos franquistas, mussolinistas y hitlerianos de la Europa de mediados del siglo XX. Caudillos aristocráticos con feudo y corte y un rebaño de millones de hormigas pisoteadas para mantener en marcha su máquina de enriquecimiento personal. 

Fidel Castro y los apandadores de su corte son unos asesinos porque sus regímenes han matado personas. Son indignos porque no respetan la libertad de que las personas no elijan su sistema infectado de banana y además lo digan. Son opresores porque no permiten que cada uno piense lo que quiera y diga lo que quiera. Son caudillos porque no son demócratas y porque no permiten la propiedad privada de los otros. Son manipuladores porque cohartan la libertad de expresión e intervienen en la libre comunicación. En Cuba no se vota. En Cuba se miente, se roba, se manipula y se persigue. En Cuba no hay libertad. Y Fidel no se diferencia mucho de Hitler. En la Alemania nazi también existía la maquinaria de propaganda, los visados oficiales para abandonar el país, las cartillas de suministros, los violentos servicios secretos, las bocas cerradas, la fortuna personal del caudillo engordando en algún paraiso fiscal…

No termino de entender qué coño le pasa a Miguel Bosé cuando habla sobre Fidel días después de que el mundo haya dejado morir voluntariamente de hambre a un disidente cubano. Porque, si viviera en Cuba, ni él ni su familia podrían tener sus fantásticas fincas en Extremadura ni sus enormes viñedos ni sus múltiples negocios ni la capacidad de decir en público lo que les venga en gana. Y si a él no le gusta que le digan lo que tiene que pensar, decir o hacer, que se ponga en la piel de la mayoría de los cubanos antes de tomarse la libertad de hacerlo él.

A no ser que sea un cortesano del régimen.

Es muy fácil ser rojo, amarillo, verde o azul con lunares cuando se vive en un país como el nuestro. Es muy bonito declararse socialista radical en un país demócrata cuando sabes que ni tus bienes ni tu libertad corren ningún peligro de expropiación. Es muy progre hablar de solidaridad cuando eres Miguel Bosé, Ana Belén o Joaquín Sabina, cuando tu cuenta bancaria rebosa con derechos de autor (legítimamente) ganados y cuando tu millonaria capacidad de prescripción social te hace perder la perspectiva y elevarte sobre la realidad para observarla desde arriba. Es muy moderno ser un artista construido a partir de las emociones de millones de personas que conforman tu masa social y no tener la dignidad de reconocer la más incontestable realidad cuando va en contra de tus intereses. La tibieza es la bandera de los ventajeros y de los cobardes.

Por mucho que Miguel Bosé lo niegue, el que en Valencia (España) se hayan retirado unas fotos que depictaban la imagen de algunos de los implicados en el Caso Gürtel relacionados con el Partido Popular no tiene nada que ver con un régimen, como el cubano, que oprime, asesina, oculta y malversa sistemáticamente opiniones, creencias, ideologías y fondos. ¿Propaganda?. Puede ser. Pero hasta ahí.

Lo peor de todo es que, en pleno 2010, la humanidad permita que una persona muera por ejercer su libertad de opinión, de expresión y de acción y que no pase nada.

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 9 marzo, 2010 en Artematopeya, Con la lengua depilada, De todo un poco, Música y energía, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of music obsessions, music reviews, top 5 lists, Northern Soul Monday, Britpop Tuesday, Weller Wednesday, 8-Track Throwback Thursday, Female Friday, Under the Covers Sunday, 10-Questions, Top 10's, Book Reviews, Soundtracks, Live Music, Movie Reviews, Indie Movies, and much more.

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: