Archivos Mensuales: febrero 2010

Haz la prueba

En el universo de la ecología emocional, las frases hechas o los dichos o la tradición oral o las costumbres o las presuposiciones socioculturales o las reglas son un lastre de 600.000 toneladas. La convencionalidad de un significado que nadie se cuestiona porque, simplemente, las cosas son así es una pesada bola de 10.000 quilos que no sólo inmoviliza tus piernas sin permitir que avances un sólo milímetro. Es, además, una máscara de acero que bloquea todos tus sentidos y te desconecta del mundo, de la vida real y de las emociones que te rodean.

Convencionalidad hace referencia a por convención, no a vulgar. Aunque, por lo general, las personas que son convencionales suelen ser también abbastanza vulgares.

Sin duda, la convencionalidad es útil en algunos contextos. Los escritores y creadores utilizamos los arquetipos y el manidísimo subtexto para transmitir todo un saco de significados sin necesitar más que unas pocas palabras. Utilizamos el conocimiento colectivo, la cultura social, como repositorio instintivo de referencia inmediata que permite reducir el desarrollo e.g. de un personaje a unas pocas palabras. Por ejemplo, Manolo es un viejo verde que fuma puros baratos y desayuna Soberano.

El caso es que el puñetero subtexto tiene sus inconvenientes cuando consigue traspasar las fronteras de la conveniencia y la economía elegida para empezar a invadir los territorios personales. Es un peligroso virus que facilita enormemente la robotización humana. ¿Por qué será que los aparatos de propaganda de los partidos políticos lo saben de tan buena tinta?

No se trata de llamar desde aquí a la desobediencia civil. Aunque me encantaría empezar a ver, por ejemplo, que la gente empieza a negarse a ponerse los estúpidos e innecesarios corsés que el sistema se empeña en hacernos llevar. Empezando por la desinformación: nunca vuelvas a leer un periódico ni a mirar o escuchar un informativo del establishment. La información es sólo un negocio. Puro teatro. Y niégate a perder dos horas de tu vida en la cola de un banco, de la oficina de desempleados o en la caja de un supermercado. Exige a la administración de tu país y de tu provincia, un equipo de personas cuya nómina pagas tú, que implementen recursos y herramientas que te hagan la vida más cómoda, más fácil y menos esclava de su burocracia. Administración electrónica al 100% ya. Estamos en 2010. Y sé el primero en reciclarte, en cultivar tu cuerpo y tu cerebro, en seguir aprendiendo. El conocimiento es el único antídoto contra la mentira, la manipulación, la corrución o la dependencia. Revoluciona, rebélate, innova, crece sin parar. Ve siempre por delante.

¿Por qué jugar siempre a piedra, papel y tijera?

¿Por qué no jugar a revólver, dinamita y arma nuclear, por ejemplo?

¿Por qué jugar siempre de tres en tres? ¿Por qué no jugar a piedra, papel, tijera, fogata, esponja, botella de agua mineral, conejo, perro y veneno y así jugamos los nueve? Y las reglas las pongo yo…

Anuncios

Si llueve… ponte a jugar

No me molesta que llueva. Pero tantos días seguidos y tanto jarreo a todas horas me empiezan a deteriorar. La humedad es algo estupendo pero cuando el pan de ayer no consigue ponerse duro ni siquiera mañana hay que tomar medidas. Compro todo de cuatro en cuatro para reducir la frecuencia de las salidas. Y, por no salir, no salgo ni a bares ni a conventos. Prefiero quedarme en mi reino de forro polar y esperar a que escampe un poco. Quien viene es bienvenido, igualmente.

Y qué mejor momento que éste para re-recomendar un hábito sano y saludable como el que más: aprovechar los encuentros al resguardo de los angelicales orines para jugar un poquito.

Hay múltiples opciones. Que cada uno elija lo que le apetezca. Hoy voy a recomendaros una propuesta lúdica interesante por dos motivos: porque es de temática medio nazi, una categoría narrativa con entidad propia que ha añadido más de dos obras maestras al corpus cultural de la humanidad a pesar de estar relacionada con esa aberración repugnante conocida como Adolf Hitler (el asesino), y porque, además de contar con un componente estratégico que ayuda a mantener vivo el ritmo del juego, con Resistencia 2.0 (que te ofrezco aquí en pdf para que lo puedas descargar) vas a observar en acción (desde una posición privilegiada) el paquete verdadero de creencias y valores internos que porta cada uno de los jugadores.

Un juego de corte psicológico que pone en juego no sólo las habilidades de negociación, de manipulación y de socialización de los jugadores, sino también la verdadera pasta de la que está hecho cada uno de tus amigos…

¿Estás preparado para descubrir lo que somos capaces de hacer por un objetivo?

Puede que te sorprendas…

Por cierto, con este artículo se inaugura una nueva sección denominada Ludotopeya. Jugaremos, sí. Pero sin abandonar nunca el Planeta Artematopeya.

Escher y el efecto Droste

Artículo del increíble Bruno Ernst sobre el efecto Droste en la obra de Escher. Sin comentarios.

Edith Salazar en Madrid

Aprovechando que este fin de semana (20 y 21 de febrero) andamos escasos de actividad musical en Madrid, quiero aprovechar para invitaros a que no os perdáis una estupenda masterclass técnica de canto moderno de 4 horas de duración (sábado y domingo de 12:00 a 14:00 horas) con Edith Salazar en la Escuela de Artes Escénicas del Teatro Calderón. Si eres cantante profesional o aficionado, Edith te ayudará, mediante las técnicas que imparte en este taller, a reforzar aquellos aspectos de tu técnica en los que necesites algún reciclaje o algún apoyo especial.

Puedes reservar tu plaza escribiendo a escuelacalderon@gmail.com. Date prisa porque empieza mañana mismo.

ARCOmadrid_2010 en la República Bananera de IFEMA

Arco2010 no es una sola feria: son varias ferias convergentes. Por un lado, es la feria del specimen artematopéyicus que penetra sin armadura en el dominio de la estimulación sensorial y durante un par de horas se deja asaltar por centenares de mensajes artísticos hasta la extenuación. Para el artematopéyico praticante, Arco es un océano de sensaciones en el que nada se juzga; sólo se mira, se escucha, se siente y se disfruta de lo elegido.

Se disfrutan las maravillosas multitudes del valenciano tenía-que-ser Juan Genovés. Observar su Chapapote (2009) de cerca es una experiencia turbadora.

Observar su Chapapote (2009) a dos metros es una experiencia inesperada. La semántica imperfecta de los elementos sueltos en la distancia corta se transforma y cobra vida.

Se disfrutan las maravillosas microesculturas de la sosegadamente revolucionaria Liliana Porter, una hábil y expresiva creadora de nuevas dimensiones a partir de la engañosa pequeñez de su micromundo.

Se disfruta la maravillosa obra gráfica de Graham Gillmore, uno de los creadores que más y mejor explora y violenta el proceso de disociación consciente-consciente para intervenir, de cuajo, en la emoción y en las sensaciones. Artematopeya pura. Como es Strike out on your own (2009).

Es una experiencia sensacional, además, deambular por ARCOmadrid en desapresurado paseo para poder disfrutar de tanta gente creativa despojada de complejos concentrada en un mismo lugar. En la misma proporción te encontrarás, por ejemplo, auténticas y genuinas señoras firififí, esa pandilla de imbéciles y recauchutadas aspirantes a burguesas de pelo perfectamente redondo y de labios excesivamente colagnizados que no sirven para nada en la vida y que pertenecen a la otra feria. Porque ARCOmadrid no es sólo arte y estimulación sensorial. Es también una feria de galeristas. O, mejor, es una exposición de galeristas en putrefacción y dignos del mejor museo de cera; la mayoría de ellos, sesentones de pretensiones exclusivistas que ayer corrían en un ataque de comepollismo inminente en pos de la comitiva principesca o que, como lamentablemente ilustra esta fotografía…

… se disponían en línea para obstruir el pasillo no fuera a ser que a Felipe y a Leticia de Borbón se les ocurriera pasar de largo sin detenerse a admirar los importantísimos contenidos de su stand. Una muestra más de su verdadera concepción sobre la creación: un mercadillo de vanidades gestionado por cortesanos. Gentuza sin interés que vive apalancada en su fantasía de aristocracia y que no hace más que emputecer la creatividad.

¿Para cuando un ARCOmadrid sólo para creadores y sin intermediarios pijos venidos a menos?

El justo retorno del patrocinio

Cuando yo era todavía un repelente niñato de flequillo mod y tenía la cara llena de granos, la polémica de moda residía en quejarse desgañitadamente cada vez que, en un espectáculo en directo, se encendían las luces en señal de que todo estaba listo para empezar y, de repente, las gemelas pantallas del escenario se marcaban un imperdonable y exasperante spot de 20 miserables segundos de duración antes del gran big bang del cantante de turno. Quien no tiene problemas parece que se los termina buscando y, por aquel entonces, desde la virginidad utópica que nos caracteriza a todos en la tierna adolescencia, no éramos capaces de entender que, a cambio de aquellos breves segundos de información publicitaria, el productor podía ofrecernos un espectáculo más grande, más largo, técnicamente más espectacular y de más asequible taquilla.

Como ya he entrado en la cuarentena, hace tiempo que he entendido que, si no hubieran existido Cayo Cilnio Mecenas en la civilización del primer Imperio Romano o los Médici en el Renacimiento, yo hoy sería, con toda seguridad, mucho más ignorante e iletrado de lo que soy. Y, por eso, siento un cariño especial por aquellas marcas comerciales que, en lugar de malgastar su presupuesto de relaciones públicas en auténticas gilipolleces que no sirven para nada, eligen apoyar el arte y el conocimiento en cualquiera de sus formas, un gesto de auténtica responsabilidad social del que muchas otras empresas del sector cantamañanas con tirantes deberían aprender y que debería ser premiado.

Así que no tengo ningún inconveniente en informar a través de este espacio de que, gracias a marcas como Nissan, este año 2010 también se podrá celebrar ARCO2010, la más artematopéyica Feria Europea de Arte Contemporáneo del mundo. No debemos olvidar que, en esta moderna cultura nuestra, el talento y la creatividad son valores poco respetados y poco valorados. Y del delicado tema de la justa retribución mejor ni hablemos…

Por eso me parece una actitud heróica la de apoyar sin complejos una sustancia tan humana y a la vez tan de otro mundo como el arte en cualquiera de sus manifestaciones. Así que, amigos de Nissan, es un placer dedicarle un espacio a vuestro Nissan Cube en NO ESPERES A QUE SUCEDA junto con una invitación a nuestros miles de lectores para que dediquen un par de minutos a conocerlo un poco mejor en el microsite de Nissan España dedicado al Cube. Es una justa retribución y, aunque necesariamente inconmensurada con la inversión económica de Nissan en Arco2010, la intención (mía) es lo que cuenta.

Además, este coche tiene artematopeya: es asimétrico y creativamente arriesgado, favorece la comodidad del espacio interior en favor de los ocupantes y reduce costes ajustando motor y prestaciones a las necesidades de una conducción pausada y segura (el detalle de la amalgama entre la luna trasera y la lateral derecha que elimina los puntos ciegos de la retrovisión es una innovación auténticamente afortunada).

¿Qué son dos minutos a cambio de una ARCO 2010 más grande, más completa y más espectacular? Y si encima te gusta el coche, pues mira qué bien.

PS: Aclaro, para los susceptibles y malpensados, que este artículo no ha sido remunerado ni retribuido por Nissan en forma alguna.

Artematopeya animada

El próximo 7 de marzo (domingo), el artista español Javier Recio Gracia optará a un Óscar de LA Academia en la categoría Cortos de animación con The lady and the reaper (visita su sitio web).

Compite junto con otros estupendos trabajos que también puedes ver a continuación, pero desde Artematopeya te invitamos a que desees con todas tus fuerzas que Javier sea el ganador. Si, el mundo del arte también tiene algo de márketing.

French roast, de Fabrice O. Joubert

Granny O’Grimm’s Sleeping Beauty, de Nicky Phelan y Darragh O’Connell

Logorama, de Nicolas Schmerkin

A Matter of Loaf and Death, de Nick Park (featuring Wallace & Gromit)

Las flechas del arte: ARTEMATOPEYA en ARCO 2010

El próximo jueves, el Planeta Artematopeya rozará durante unas horas la órbita de Arco 2010. Contaremos con palabras y con imágenes lo que veamos desde las escotillas.

Hacer como si

En pleno solsticio de energía dinámica, el que escribe intenta ensanchar el tiempo todo lo posible para terminar de perfilar, en un apartado rincón del Planeta Artematopeya, el enfoque de la que, en breve, será una nueva propuesta para maximizar el apoyo al actor aspirante para que consiga convertirse en profesional con las verdaderas herramientas que necesita y no sólo con aquellas cuyo conocimiento no le es escamoteado históricamente por el propio mundo profesional. Una nueva caja de herramientas que huye de los lenguajes rancios y más que amortizados de la elitista (y absolutamente lobbyista) clase gobernante del medio escénico y audiovisual que suele andar poco reciclada y que no es demasiado proclive ni al humanismo ni a la multitarea. No es que lo que los viejos y los profesionales comparten con los aspirantes no sea válido. Lo es, pero también es incompleto, obsoleto, parcial, rancio y, sobre todo, peligrosamente intrusivo sin ningún control sobre el aparato emocional de una especie tan propensa por naturaleza a la debilidad como la de los actores. Más de la mitad de los que ejercen la función de formadores de actores son analfabetos emocionales que se creen demasiado listos y su aportación se limita a mantener viva una infección que se propaga gracias al cultivo de la soberbia estúpida de los ignorantes de todo y maestros de nada. 

Es ajenamente vergonzoso escuchar en el discurso de actrices consagradas, como Carmen Elías, las pruebas de su incapacidad para recibir con un sencillo gracias el éxito derivado de la calidad de su trabajo. Y así ocurrió con los varios y múltiples premios que recogió por su trabajo en Camino. Es enfermiza su necesidad de regalarle a Juan Carlos Corazza los resultados de su propio éxito. Porque la que se coloca ante la cámara es Carmen Elías y sólo Carmen Elías. Programada para depender, programada para nunca ser completa en sí misma, programada para no dejar de sentir que nunca lo podrá hacer sola. Programada para fracasar.

El circuito de las raíces de hierba de la interpretación en España está especializado en la creación de actores programados para fracasar. Argumentos como la fama cuesta o condenado a sufrir son discursos que manipulan suciamente la verdad y cuyo objetivo no es otro que el de crear malsanas distorsiones de la realidad en las que el único para el que no se mueve absolutamente nada eres tú. Todos ganan algo; tú, nada y nunca. La profesión del actor no tiene nada que ver con el sufrimiento, con el esfuerzo estéril o con las eternas esperas. Y si eres actor y consientes en que te intoxiquen con estas y otras mentiras, entonces mereces el fracaso en el que estás inmerso.

La profesión del actor sí tiene que ver todo con manejar emociones, con disfrutar de sensaciones, con manejar los distintos códigos y lenguajes de la morfología personal para comunicarlas, con conectarse a niveles profundos y limpios con las personas ante las que se muestran, con aprender a crear realidades a partir de imaginación, sueños y pasiones y con descubrir el universo mágico que existe en torno a todo lo que tiene que ver de una forma u otra con el arte. Por eso, no debes consentir que te inouculen una visión del universo de la interpretación parcial, sucia, mentirosa y negativa que deje maniatada tu actitud y tu voluntad. Partiendo de un mapa tan emborronado y opaco, ¿cómo no va a ser normal que nunca llegues a un destino?

El que escribe es consciente, porque tiene ojos y orejas, de que el vecino planeta Cantera de Actores se encuentra pobladísimo de propuestas organizadas en torno a un endémico círculo vicioso del que, lamentablemente, el que menos participa, excepto en su necesaria función de entidad financiera a fondo perdido y sin intereses, es el propio actor. Centros de formación con pocos escrúpulos, profesionales ociosos reciclados en formadores inconscientes por ser vos quien sois, microexhibidores que alimentan una fantasía ingenua inexistente en la realidad y hormigas que no dejan de correr en círculos sin llegar a darse cuenta de que no son más que soldados que trabajan hasta la extenuación para llegar exactamente a ningún lugar…

¿Has pensado alguna vez qué sería de tantos centros de formación cuyo único aval es un nombre conocido en sus escrituras, de tantas salas del circuito alternativo cuya aportación al medio no es proporcional a la calidad de su trabajo sino únicamente al volumen de las subvenciones que recibe?

¿Te has preguntado alguna vez por qué nunca te has encontrado a ninguno de los grandes en los cursos a los que asistes tú?

¿Te has planteado alguna vez que quizás has elegido el entorno equivocado, el camino equivocado, la actitud equivocada, el maestro equivocado?

¿De verdad crees que unos cientos de euros y unas inútiles y estériles horas de clase son el pasaporte más adecuado para conseguir un trabajo que no valora tu talento sino la dimensión de tu servilismo y de la angustia generada por tus ganas, incontroladas y mal dirigidas, de crecer?

Si tú no eres capaz de valorarte a ti mismo, ¿cómo pretendes que alguien sepa, y quiera, valorarte?

Future memories by ATB

CD1

01. L.A.Nights

02. What About Us

03. Swept Away

04. A New Day

05. My Everything

06. Summervibes With 9PM

07. Gravity

08. pres. Josh Gallahan – Luminescence

09. pres. Flanders – Behind

10. Future Memories

11. Still Here

12. My Saving Grace

13. Terra 260273

14. pres. Jades – Communicate

CD2 (remixed)

01. Talismanic

02. Missing

03. Horizon

04. Voices

05. pres. Flanders- Behind (ATB’s Ambient Mix)

06. pres. Apple & Stone – Authentic Reaction

07. Careless

08. Twilight

09. Listen To Me

10. Living Life Over

11. Silent Meaning

12. Malibu Road

Win-win: lo mejor de que todos ganen

Si le pides a google que te hable de win-win, te responderá con una interminable lista de enlaces muy importantes, muy sesudos y muy, muy corporativos sobre estrategias de gestión, sobre recursos humanos, sobre estrategia, sobre lo empresarialmente decisivo que resulta un valor que, en realidad, no pertenece al mundo de la empresa. Porque el win-win es una actitud sobre la que las empresas no tienen nada legítimo que decir hasta que, por un lado, acepten públicamente que su crecimiento y sus beneficios dependen directamente de las personas que aportan su talento y sus recursos personales y, después, lo empiecen a poner en práctica en casa del herrero.

Así que, si has llegado aquí a través de alguno de esos aburridos enlaces que no parecen más que un mercadillo de saldos con versiones baratas de las cosas que de verdad importan en la vida, ya te puedes ir largando por donde has venido porque no quiero que leas este artículo.

El win-win es cualquier cosa menos estrategia. Cuando un sociólogo, un coach, un formador, un empresario, un comercial te hable de estrategia, levántate, saluda con el nivel de cortesía que te apetezca en ese momento (también se aceptan la cortesía-zero, la cortesía 0.0%, la cortesía sin azúcares añadidos y la cortesía inversa e.g. vete a tomar por detroit, chato) y no pierdas más tu valioso tiempo. El win-win es un valor exclusivamente íntimo a la persona que funciona cuando se convierte en una actitud individual, no cuando se trasviste de estrategia interesada en la que uno hace algo sabiendo que el objetivo es recibir algo a cambio. La tenebrosa propaganda del sistema mercantil para que cada vez trabajes más y cuanto más gratis mejor no es más que eso, propaganda. Si tienes la mala fortuna de haber caído en una de esas empresas que pretenden convencerte de que trabajar para ellos es lo mejor que te ha podido pasar en la vida, despídete sin demora y sal por esa puerta para jamás volver a entrar mientras disfrutas de sentirte libre y esbozas una sonrisa de coherencia y congruencia contigo mismo para desesperación de tu proto-jefe . Recuerda que el trabajo es una simple y sencilla compra de servicios: tú compras mi trabajo y a cambio me pagas por ello. Fin.

El win-win (todos ganan) verdadero consiste, simplemente, en adoptar la sana actitud permanente de dejar siempre a las personas mejor de lo que te las has encontrado. Es una sencilla fórmula de exactitud casi matemática que presupone que, cuando alguien aporta con sincera generosidad e interés algún valor a su entorno, ese entorno evoluciona, se renueva y mejora en calidad absoluta, por lo que a partir de ese momento tu propia realidad también gana al participar de una energía positiva que continúa en circulación. Si yo gano, tú ganas, sí. Así que yo primero, dirían algunos. Pero es que, si tú ganas, yo gano también. Por eso es tan rentable la empatía. De hecho, muchísimo más que la energía egocentrípeta.

El momento de desconexión de la matrix paranoica que nos ha intoxicado a todos alguna vez (todo vale, todo se compra, todo se vende) es un choque brutal. Vivir en la paz absoluta de la desconexión mercantilista no tiene precio.

Hay muchos modos de aportar algo para que alguien gane. Una información o una mano que alguien precisa o que le puede hacer bien, un saludo inesperado, una sonrisa, una emoción mostrada, un reconocimiento, una advertencia necesaria, una verdad o una mentira… Una empatía de carácter generoso y sinceramente regalada. Te garantizo 100.000% que cuando vives el win-win, pero en el de verdad, todo lo que te rodea se transforma y la vida se te ilumina con mucha más potencia.

Todo esto no significa que tengas que ir por la vida con cara de imbécil y moviendo la cabeza como el perrito tonto del coche. Sé como quieras ser pero sé generoso en energía positiva y contribuye a la ecología emocional de tu planeta personal. Todos ganaremos, y tú también.

Para terminar, quería también recomendarte, sólo si lo haces y con el único interés de preservar tu salud emocional, que dejes de leer toda esa basura que se publica sobre gestión de recursos humanos y robotización de personas con la que demasiada gente se está forrando a tu costa. Ninguno de ellos te recomendará que actives tus sentidos, que te sientas vivo, que disfrutes de cada momento de tu vida porque tú eres lo más importante o que trabajes menos y vivas más o que el entorno en el que vives no es el zoólogico de bestias que pretenden que veas, por muchos hijos de la peor señora que haya, que los hay (y yo conozco o a varios). El caso es que no caigas en la tentación de dejar de querer seguir desperdiciando tu vida para que un señor gordo con tirantes y corbata que tiene el bigote verde de fumar tantos puros siga reportando al sistema global que permanezcan tranquilos porque, en su parcela de taifas, las ruedas dentadas siguen girando.

Y el señor gordo tranquilamente seguirá echando humo.

De Benito Zambrano a Solas

El que escribe descubrió Solas hace la torta de años en un ataque inesperado de artematopeya y por las orejas. Ni siquiera sabía quién era Benito cuando escuché por primera vez aquel CD de edición barata en funda de cartón que cayó en mis manos junto a otros descartes de cierta emisora de radio principal y por obra y gracia de Marisol. Así que mi primer viaje al mundo de Zambrano empezó por las orejas y de la mano de Antonio Meliveo, un artista excepcional, maravilloso y emocionante de profunda raigambre artematopéyica (además de malagueña) a pesar de que ni él mismo lo sepa. El paisaje sonoro que con el que convirtió el sobresaliente estratosférico de Solas en una matrícula de honor cum laude es una subyugante creación de rara poética, un insistente canon de cuerda que significa la dureza y el llanto y que rompe el alma con contundencia pero con cuidado. Una caricia musical que hipnotiza. Pasados los años, y por esas cosas del destino, estuve a punto de poder fichar a su hija para un programa de televisión. El primero de una curiosa serie de crossovers que me vienen sucediendo desde 1999 en torno a Zambrano y a las personas y proyectos relacionados con él. Por eso sabía que terminaríamos encontrándonos tarde o temprano.

A pesar de su engañosa pequeñez morfológica, Solas es una gigantiásica película a la que nada le sobra y nada le falta. Sin duda, el genio de su guión es que es coherente hasta en lo que no está escrito. El genio de su realización es que hasta los silencios participan de la semántica del conjunto; nunca ha sonado así el ruido blanco. El genio de su dirección es que sus actores están en su punto justo de cocción, sin entregar ni más ni menos que lo que Solas necesita. Una extraña conjunción de afortunada perfección de naturaleza intuitiva o tal vez resultado de un esforzado trabajo; da igual. Solas respira llena de vida y la suma de sus partes multiplica exponencialmente el resultado. Una película artematopéyica por definición: canales sensoriales, estimulación emocional a rebosar de mensajes, escucha, observación, múltiples planos semánticos y múltiples capas de profundidad. Me quito el sombrero por el ala.

A estas alturas, nadie puede no haber visionado Solas.

El caso es que, desde el miércoles pasado, el que escribe anda encerrado con Benito y un grupo reducido de actores y guionistas en un clash creativo sin estación de llegada. Sólo sabemos que terminaremos llegando pero aún no hemos descubierto adonde. He abierto las escotillas de mi planeta para ventilar un poco y renovar el oxígeno. Desde mi escucha sensorial en una posición cuarta, estoy enfocado, con los sentidos abiertos y recibiendo, recibiendo, recibiendo…

Benito y yo hablamos el mismo lenguaje aunque los dialectos sean diferentes. Y nos vamos entendiendo, que es lo que importa. Él también habita mi planeta.

Claro, que me va ganando con ventaja porque cuenta con mi rendida admiración por su artematopéyico talento. Así, ya le vale.

Observar la danza en perspectiva artematopéyica

Mi amigo Pedro es un auténtico colgao. Literal. Porque se pasa la vida colgado por los aires, retorciendo los límites de la creación artística para ofrecer una perspectiva del arte de la danza absolutamente artematopéyica. Más allá de los límites de la relatividad de Einstein y de la intelectualidad cartesiana, la creatividad de Pedro Aunión, maestro de la danza y del teatro aéreo, es una muestra brillante de lo que puede alcanzar el talento artístico cuando se le pierde el respeto a las fronteras de lo racional, que, en lo que respecta al arte, debería ser de por sí más bien poco.

Yo, que soy un artista vital integral, no tengo reparos en admirar sinceramente el talento ajeno. En el caso de Pedro, no sólo he tenido la oportunidad de disfrutar de alguno de los espectáculos de la Compañía Dehecho, su espacio personal de creación y formación artística, sino que he podido probar en carne propia, por curiosidad periodística y colateralmente artística, la experiencia de volar unos minutos colgado de uno de sus cables. Si, yo también me he colgado, ¿passa algo?. La sensación es simplemente indescriptible.

Cómo todo artista artematopéyico, Pedro también comparte el resultado de su investigación plástica, expresiva y visual y, cuando su agenda se desocupa un poco de tanta tele –Fama, Circus en Cuatro-, de su habitual teatro y de su trabajo como coreográfo o como actor de los de toda la vida, se pone la bata de docente e imparte no sólo seminarios de danza e interpretación aérea para profesionales sino también cursos breves de introducción para los que sientan curiosidad por lo de flotar en el aire y quieran experimentarlo por puro placer.

Si tienes ganas de hacer algo, pero no sabes exactamente qué, te acabo de proporcionar la oportunidad que necesitabas para descubrir sensaciones nuevas y distintas. Puedes tirarte en paracaídas. Pero si no te atreves a subir tan arriba, puedes sustituirlo por colgarte de un cable y tirarte de cabeza hacia el cielo y contra la fuerza de la gravedad. El próximo día 20 de febrero se imparte una clase de iniciación de 4 horas para novatos. ¿No te dan ganas de dejar los bailes de salón para la semana siguiente y probar?

¡Ffff, qué subidón!

Pregunta en pedro@ciadehecho.com.

Querido Pepe:

Leo en tu artículo de hoy en ALT1040 que:

“La aparición del ordenador aceleró el proceso de la edición. La corrección de un texto es posible al momento de la creación, sin necesidad de tachaduras, enmendaduras ni versiones de prueba. (…) Mientras que los borradores son testigos mudos de una metamorfosis literaria, el archivo de texto tiene la cualidad de cambiar sin dejar historial negativo. (Re)escribir en computadora elimina la posibilidad de la comparación previa.”

Y digo yo: ¿no es una afirmación un poco trucada la de que la historia de versiones de un texto ya no es posible en la era del proceso de textos computerizado?

Porque el que alguien esté atado a la paranoia de la hoja en limpio y no pueda escribir sin mirar atrás no es cosa del ordenador sino del propio escritor y su método.

Es lo mismo que afirmar que la causa de tú engordes reside en la comida. Y no es así. Reside en tu cerebro.

¿Eres fan de Indiana Jones?

Entonces, puede que te interese leer este enlace. El Museo Británico selecionará, hasta el 19 de febrero de 2010, un nuevo técnico de márketing de fidelización para la Asociación de Amigos del Museo. Si tienes algún amigo en la ventitreintena que resida en Londres, que esté relacionado con el mundo de la comunicación y el márketing y que quiera, por fin, dejar de vender hamburguesas para pagar el alquiler, envíale este artículo y que se presente a la convocatoria. No se me ocurre un sitio más privilegiado ni más subyugante para trabajar que un museo, lugar mágico por definición en el que te encontrarás envuelto por la energía del conocimiento, del saber y de la creatividad de siglos durante las veinticuatro horas del día. Una energía tan escasa en los tiempos que corren y tan cara de disfrutar por la que, en el Británico, no sólo no tendrás que pagar sino que tendrás el privilegio de vivir en un epicentro de artematopeya y encima cobrar por ello. 

Artematopeya retribuida.

Increíble.

Dos años de talento gráfico

Mis amigos Rafa y Ester no han dejado  de publicar una mini-tira gráfica (un panel de 1,2, 3 ó 4 viñetas) cada lunes, miércoles y viernes desde  marzo de 2008. Su trabajo es resultado de un ingenio espectacular y revela una capacidad de creación que sólo puedo definir como artematopéyica por toneladas.

El espacio desde el que te regalan su inabarcable talento es Historietas mínimas y, si te animas a leer una página de su blog por día, habrás leído todas sus tiras en muy pocas semanas. Poder disfrutar de la creación de otros, y además gratis por voluntad de los autores (aunque yo me lo pienso comprar en cuanto salga en formato libro; para mí y para regalar), es un lujo, así que te invito a que lo hagas a partir de ya mismo.

Cuando vengas a Madrid, Hernani

No estamos en 1844 ni la garçon de la foto es la protagonista del Hernani de Verdi. Estamos en Madrid en 2010 y he tomado prestada esta foto de Óscar Martín para invitarte a que, cuando vengas a Madrid, si es que no vives aquí, te acerques a disfrutar de un jugoso mollete de jamón de Jabugo de Huelva en pan de horno templado recién hecho en este rincón art-decó, de todo menos noño, de la calle Claudio Coello nº1, frente al Retiro.

Yo intento hacerme todos los días un regalo personal, tener una pequeña atención hedonista con mis neurotransmisores y conmigo mismo. Un paseo fuera de hora, un pequeño dulce, un masaje lumbar, una siesta con mantita, un rato de silencio absoluto en cualquier parque con algo para leer, una visita inesperada a alguien… Hoy, he elegido cambiar el necesariamente aburrido y acelerado menú habitual de dos a tres por un rato de paz y placer sensorial en Hernani.

Un café y ese mollete que se deshace entre la lengua y el paladar y que te deja un inolvidable rastro de sabor a jabugo en la memoria, 5 euros.

Un segundo mollete, otros 3,40. También los hay con otros rellenos pero el jamón, y si es como éste, me puede.

En total, 8,40 por un almuerzo delicatessen del carajo bendito. Al que piense que es algo caro, que lo compare con el rancho que suele recibir por los 10 euros que puede valer cualquier menú. Já. También hay alguna que otra mesa y una barra de pastelería. Por si a alguien le interesa saberlo.

Atienden Hernani tres pedazo de señoras especialmente atentas, silenciosas, sigilosas, amables y con una onda tan agradable que dan ganas de quedarse un par de horas, después de comer, disfrutando de un buen libro en un oasis tan cálido.

Por cierto, se puede fumar tranquilamente, a pesar de lo cual no se respira el más mínimo olor a tabaco.

Y, además, el jamón es totalmente sano si le quitas la franja blanca y lo disfrutas con moderación.

Dejarás propina. Yo nunca la dejo, menos allí.

Ahora resulta que la abuela fuma… ¡de verdad!

Nos hemos enterado gracias a las declaraciones de la menestra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez. Mira que me cae bien esta chica, además de que, para variar dentro del gabinete de Zapatero, es de las pocas a la que no dan ganas de negarle la visual y cuya visión no produce acidez.

Pero ahora resulta que, al contrario que cuando opinaba sobre el tabaco estando en la oposición, toda una ministra de sanidad hecha y derecha no tiene los cojones de decir que el gobierno no va a desmantelar la industria española del tabaco porque los PPGGE, también conocidos como presupuestos generales del estado, no se pueden permitir prescindir de la pasta que ingresarán a través de la fiscalidad indirecta que genera el puñetero y venenoso tabaco.

– Se trata de un producto perfectamente asimilado en la sociedad – dice Trinidad. Prohibirlo no sería una solución, como hemos visto con otro tipo de sustancias.

Vamos, que no se puede eliminar el tabaco porque la abuela fuma y no la vamos a dejar sin fumar a la pobre.

Hay que tener poca vergüenza, Jiménez. Por muy amiga de Sabina que tú seas, no te lo voy a dejar pasar. Así que no eres más que otro payaso de esa comparsa de vedettes falderas en la que se ha convertido tu partido, ¿no?. Espero que, cuando se trate del cáncer, del SIDA o de cualquier otra competencia de tu departamento que sea menos rentable y que no tenga que sufragar la imbecilidad subvencionista de tu jefe, recuperes la dignidad, recuperes tus cojones y vuelvas a decir las cosas por su nombre, aunque te toque pagar por tu indisciplina dentro del partido.

El moco de Nintendo

Leo en Kotaku hace un par de días:

“A 38-year-old British woman, once so large she was afraid to have sex with her husband, now parades about her home in sexy lingerie after losing 112 pounds, a dramatic change in physique she credits to a Wii Fit regimen. Lara Roberts specifically thanked the Wii for allowing her to work out in her home, because she was very self-conscious about visiting a gym or jogging in public. As a result, she went from 252 to 140 pounds in a year.”

[Digest: Una mujer británica de 38 años ha conseguido reducir su peso de 114 kilos a 63 en un año gracias al Wii Fit de Nintendo.]

Este artículo no es, desde luego, una reseña sobre la criatura de Nintendo. Ni tampoco voy a gastar tinta en la perversidad de este tipo de comunicaciones manipuladoras, falsas y mentirosas cuya única voluntad es engañarte para que consumas. A estas alturas, lector de NO ESPERES…, ya estás más que licenciado en los usos y los abusos que se perpetran a través del lenguaje y lo emputecen. La única medicina para mantener sano tu lenguaje es leer literatura y de la buena, mantener tus bujías mentales engrasadas y pasar con regularidad tu ITV actitudinal para que no se te queme el motor.

Tratándose de una noticia, por decir algo, distribuida a través del canal I’m a Wii Bit Thinner [News of the World via Go Nintendo], la noticiabilidad objetiva del asunto es la misma que puede tener Zapatero cantando Y si somos los mejores, bueno, ¿y qué? en la portada de El País (aunque ya un poco menos) o en el canal de televisión en internet del partido de los capullos rojos, esa mierda cutre e infumable de www.psoetv.es, que nadie se molesta en mirar, en la que la desagradable y adolescente malcriada de Leire Pajín malgasta un buen dinero que ya podría dedicar a algo más productivo y más social, seguramente.

El caso es que esta historia de la rechonchita de Lara Roberts me viene al pelo para ilustrar el asunto de la actitud. Porque, en realidad, el hecho de poseer una WII no guarda ninguna relación con la capacidad de perder peso. Lo que ha activado la autoestima de Lara ha sido su actitud de respeto, cuidado y bienestar consigo misma. Se ha programado un plan de trabajo, se ha levantado temprano durante un año para poder cumplir a diario con una rutina de ejercicio y ha normalizado su dieta. Ha efectuado un cambio interno de foco en el que ha empezado a dejar de mirarse constante y autocompasivamente el ombligo y ha empezado a valorar sanamente sus relaciones interpersonales y familiares. Ha trasformado la timidez, la paranoia egoísta y la frustración en motivación, ánimo positivo y enfoque en el presente, en el ahora. Ha salido de su interior y se ha conectado con su exterior. Puff. La WII es el interruptor de su cambio personal en el nivel de la actitud. Aunque hubiera servido cualquier otro titular:

  • sacar las telarañas del techo adelgaza
  • dar vueltas alrededor de un buzón adelgaza
  • utilizar una bicicleta estática adelgaza
  • colocar las latas de la despensa adelgaza

Se admiten variaciones sobre los ejemplos de la lista. 

Luego va y se luce en el programa de la BBC3 “I’m Hotter Than My Daughter” (trad. Estoy más putorra que mi propia hija). Bueno, si le pone mucho ser carne de Patricia, pues allá ella.

Si te compras una WII, que sea para jugar. Que de ti y de tu actitud ya te ocuparás tú mismo. ¿Quién le ha dado permiso a Nintendo para tirarse el moco y anunciarse como la vacuna contra la obesidad?

I’m simply the best

Una canción que mi amigo Mike Post escribió para mí hace ya unos cuantos años:

Look at what’s happened to me,
I can’t believe it myself.
Suddenly I’m up on top of the world,
It should’ve been somebody else.

Believe it or not,
I’m walking on air.
I never thought I could feel so free-.
Flying away on a wing and a prayer.
Who could it be?
Believe it or not it’s just me.

It’s like a light of a new day,
It came from out of the blue.
Breaking me out of the spell I was in,
Making all of my wishes come true-.

Believe it or not,
I’m walking on air.
I never thought I could feel so free-.
Flying away on a wing and a prayer.
Who could it be?
Believe it or not it’s just me

Gracias, Mike, por escribir la canción que escucho cada mañana para sintonizarme con la vigilia. Es estupendo sentirse como Superman cada mañana, repasando con anticipación la cantidad de cosas por disfrutar a lo largo del día.

Hala, a volar.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: