Movies on the road

El mercado de los gadgets digitales de audio y video está repleto de ofertas de cuidada imagen pero de especificaciones mínimas que los convierten, en la práctica, en cacharros medio inútiles que, a los tres meses, necesitarás cambiar. Las marcas juegan con factores como el diseño, el craving aspiracional y el goteo de funcionalidades para lanzar versiones parciales y limitadas y forzar compras sucesivas apalancadas en precios medios pero que, a la larga, resultan más caras que una única compra consciente, definitiva y con una esperanza de vida mínima que resulte rentable en relación con la inversión. Con la popularización de los costes de fabricación de las memorias de almacenaje que se emplean hoy en cámaras de fotos, en reproductores musicales o en pendrives de modelos varios, no tiene sentido invertir en un cacharro de 50 euros con 2 gigas de memoria sabiendo que siempre necesitarás más espacio y que enseguida te cansarás de tener que borrar LA película que tienes grabada para poder ver otra.

Hace unas semanas me hice finalmente con un reproductor digital de video, que, además, es capaz de reproducir audio, imágenes y texto, sintonizar radio y grabar audio a través de micro-micrófono en formato wav sin comprimir. El objetivo era encontrar un gadget por debajo de 100 euros de tamaño muy reducido con el máximo de memoria posible pero nunca por debajo de 16 gigas. Para 8 gigas o menos ya tengo mi Nokia y se me ha quedado pequeño. Objetivo: el visionado del máximo de horas posible sin necesidad de tener que acudir cada poco tiempo al PC para convertir nuevo material y renovar el contenido del reproductor, actividad absolutamente pesada e interminable en el que sólo recomiendo embarcarse si es mediante un proceso por lotes desatendido; en otras palabras, que puedas dejar a tu PC durante varias horas haciendo el trabajo por ti sin tener que pulsar ni una sola tecla.

Este reproductor de Energy Sistem (y no es una errata; es que la marca es así) cumple bien con lo que necesitaba encontrar, aunque la pantalla de 1,8 pulgadas es excesivamente pequeña y no reacciona bien ante los reflejos de luz. A pesar de todo, la idea no es utilizarlo durante horas sino llevarlo en el bolsillo sin que moleste y retomar el visionado a ratos sueltos. La primera tanda de contenidos que he cargado en la memoria incluye:

* Twin Peaks (la serie completa de 30 capítulos de 45 minutos más el piloto y el feature film de cierre de 120 minutos)
* Alias (la serie completa de 105 capítulos de 40 minutos)
* Firefly (la serie completa de 14 capítulos más el feature film de cierre de 120 minutos)
* La serie El señor de los Anillos en versión extendida (10 horas)
* Siete películas más de géneros varios (Nivel 13, Memento, Amanece que no es poco, etc)

El interface del reproductor es un poco ortopédico, sí; y el software de conversión funciona perfectamente pero interfiere con Windows hasta el extremo de parecer que se queda colgado o de creer que has de reiniciar el equipo cuando, en realidad, el proceso de conversión continúa por debajo sin ningún inconveniente. Pequeños defectos de usabilidad o de terminación que podrían limpiar estos señores de Energy Sistem si no es mucha molestia. Las ventajas: el tamaño del video convertido y el formato de compresión permiten una calidad estupenda en muy poca memoria, por lo que esos 16 gigas parecen que se estiran y permiten almacenar horas y horas y horas de video. Una recomendación: en lugar de convertir directamente de video mpg/avi/divx o cualquier otro formato al avi del reproductor, pásalo todo primero a un formato intermedio de flash (flv) a 12 fps en lugar de los 25 o 30 del cine o de la tele habitual; después, convierte esos ficheros flash al avi final. El resultado: ficheros muchos más compactos y, además, un efecto movie adicional que suaviza la imagen. Seamos serios: no se trata de ver video con calidad HD; se trata, simplemente, de poder verlo y de disfrutarlo en cualquier rato y en cualquier lugar.

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 15 noviembre, 2009 en Artematopeya, De todo un poco, Música y energía, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad, Trastos y cachivaches. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: