De regreso en Babilónica

Jack Babiloni

La pobre Carlota no entiende de caprichos humanos, de horarios o de que te hayas acostado un poco tarde. El caso es que sus jefes se han marchado el fin de semana de campamentos y, como padrino también que soy de la pulgosa perra ésta que nos tiene a todos sorbido el seso con su inteligencia y su asombrosamente diestro manejo de los códigos de comunicación con los humanos de la familia, a las 09:00 horas me toca ración de ajo y agua y de que te levantes, spaghetti, que tengo ganas de hacer pís y como no tengo manos no puedo abrir el picaporte, que sino ya me bajaba yo sola y de paso te traía el periódico.

Así que, después de un estupendo y gélido paseo a seiscientos grados bajo cero, con las legañas bien arrebuñadas en los hojos (neologismo artematopéyico que hace referencia al estado de los ojos cuya textura, brillo e hinchazón evoca la imagen de un huevo duro), los pelos disparados y el cerebro en estado todavía vegetativo, me siento delante del ordenador para leer la prensa mientras sorbeteo tan de mala manera un café que, al final, consigo dibujarme un hermoso churrete de color torrefacto en el medio de toda la pechera.

Abro el correo y me encuentro con un mensaje amable de mi amigo Jack Babiloni, que, me parece a mí, se deja la sesera libre de pelo para tener más lugar disponible en el que acomodar tanta creatividad. Jack, cuya obra Todo es felicidá ya reseñamos en este espacio hace unos cuantos artículos, no sólo dibuja, diseña o pinta. También es autor de literatura infantil y, además, premiada (pásate por su blog si no conoces su Yo no me aburro nunca) . Obviamente, literatura infantil ilustrada. Y, además, en todos los sentidos. Su talento para la expresión con palabras es tan arquivoltáico y a la vez tan afilado como su talento plástico. Le agradezco el regalo de una frase amable a primera hora del día y le propongo, según se me ocurre la idea, que transforme la mundana logística de su proyecto Todo es felicidá en una narración fantástica o en una película de animación. Ya lo estoy viendo…

Voy a tomar prestadas dos imágenes del blog de Jack para que conozcas otra de sus creaciones: Brijuni es un paisaje mental.

Brijuni 1

Brijuni 2

No sé si puedo tomarlas prestadas así, sin permiso – que alguien me avise si estoy infringiendo algún derecho de autor o algo-, pero es la mejor manera que se me ocurre de invitarte a que te pases por el sitio web de Jack y puedas descubrir no sólo ésta parte de su obra sino su portafolio completo.

Emm… ¿de qué estaba hablando yo?

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 7 noviembre, 2009 en Artematopeya, De todo un poco, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad, _Persuasión & comunicación. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: