El PAW de Gilsoft revisitado

pawres

Hace unas semanas adelantaba algo sobre el lanzamiento de un nuevo sitio by Artematopeya con cuyo trabajo de documentación y de diseño estaba disfrutando especialmente. Pues bien. Ya está en línea.

Se trata de The PAW Reservoir.

Allá por el 85, no existían las consolas pero sí el ZX Spectrum, un ordenador doméstico diseñado por Clive Sinclair que revolucionó el mercado del entretenimiento computerizado. Esta pequeña y limitada máquina fue capaz, a pesar de sus escasas especificaciones, de provocar un quantum leap en el proceso de popularización de la informática y creó en torno a sus 48k de memoria todo un sector económico sin nada que envidiar a los que hoy día se disputan Nintendo para su DS o Sony para su Playstation.

Como siempre ocurre con todo aquello que, de alguna manera, tiene que ver con la innovación y con la creatividad, lo obsoleto suele recuperar el protagonismo cuando le llega su siguiente Edad de Oro. Las tecnologías evolucionan y mejorarn sus recursos y entonces suele aparecer la tendencia retro. Las máquinas más modernas motivan a las cabezas creativas para reproducir de forma virtual los diseños anticuados en los avanzados circuitos de los nuevos soportes. Es lo que se conoce como emulación. Es ya habitual encontrar software de emulación de ordenadores antiguos que corren en máquinas actuales sobradas de potencia. Y así ocurre con el ZX Spectrum. Hay emuladores para ordenadores de sobremesa, para PDAs, para móviles, para DS, para Gizmo…

Los primeros PC de sobremesa apenas podían manejar gráficos. Los usuarios adaptaban la usabilidad a los recursos disponibles y el PC se convirtió en un electrodoméstico que asumió no sólo funciones de gestión. El ocio era todo un sector también por revolucionar y se adaptó rápidamente a la realidad del nuevo invento. Sin gráficos y con poca memoria, los primeros juegos echaron mano del único recurso disponible y compatible con el código de comunicación humano: las palabras. Y surgieron las aventuras de texto y la ficción interactiva, juegos fantásticos y creativos en los que las situaciones del juego, en lugar de dibujarse en la pantalla, se describían con texto y el jugador, en lugar de manejar un joystick, escribía en lenguaje natural las órdenes de juego (NORTE, ABRE LA PUERTA, SAL, ABRE EL BAÚL Y SACA LAS TIJERAS…).

El género de las aventuras conversacionales, de texto o ficción interactiva fue una auténtica bomba. Aquellas aventuras fantásticas y tan divertidas (las que eran buenas) se vendían como churros, generaban miles de puestos de trabajo y miles de millones (sobre todo, de dólares y de libras) de beneficios. Se programaban usando complicados lenguajes y las compañías comerciales competían porque sus herramientas de desarrollo (sus parsers) fueran cada vez más potentes y mejores que las de su competencia. Las grandes marcas atesoraban sus sistemas de desarrollo como si fueran auténticos diamantes. Y las aventuras de texto terminaron pasando del PC a los micro-ordenadores.

Todo el mundo quería jugarlas. Todo el mundo se moría de ganas por saber cómo escribirlas. ¡En un ZX Spectrum!. Una tarea imposible hasta que Gilsoft, una pequeña empresa británica, lanzó The Quill para ZX Spectrum, la primera herramienta comercial seria que permitía a los creativos jugones de todo el mundo escribir con relativa facilidad sus propios juegos y comercializarlos. Después llegó el GAC de Incentive Software. Pero la estrella terminó siendo The Professional Adventure Writer (The PAW), de Gilsoft otra vez…

The PAW fue toda una revolución. En unos escasos 12K de memoria se empaquetaba un pedazo de programa que permitía desarrollar aventuras de texto sin escribir una sola línea de complicado código informatico. Una vez superado el furor comercial de las aventuras de texto por la presión de las máquinas de 16 bit y por las atractivas capacidades gráficas de los nuevos ordenadores, la creación independiente hombrew tomó el relevo, produciendo centenas de títulos con The PAW y manteniendo en perfecto estado de salud comunidades que hoy, gracias a internet, siguen vivas y coleando.

Yo era uno de esos adictos al PAW. Y lo sigo siendo. Lo he seguido utilizando en todas mis máquinas portátiles (en mi antigua PDA, en mi alucinante y penosamente obsoleto pero perfectamente conservado y en funcionamiento PSION 5, en mi Nintendo DS) y es, incluso tantos años después, una auténtica gozada. Es muy estimulante experimentar que, a pesar de la escasez de los recursos de programas como éste, el cerebro es capaz de retorcerse para encontrar la forma de codificar un puzzle con un sencillo lenguaje de unas cincuenta palabras que en comparación con los apabullantes e inabarcables C++ y .NET o los APIS OpenGL o DirectX no es más que una mosca. Qué digo una mosca. Un átomo. La pata de un átomo. La uña de la pata de un átomo.

Tanto este reservorio como el propio PAW son un entretenimiento comfortable que me conecta con las sensaciones asociadas a un momento de mi vida divertido, creativo y experimental. De algún modo, todo lo que aprendí e implementé con el PAW fue una semilla de muchas de las cosas que hoy sé hacer. Lo llevo cargado en mi DS y es como volver a tener un Spectrum entre las manos. Y me encanta regresar a una época que me encantó vivir gracias a esta kinestesia.

Nunca he publicado nada de lo que he escrito con el PAW. Pero esto va a cambiar en breve. Mientras, sigo utilizando el PAW por el mero hecho de hacerlo. Y esto es importante. Muy importante. Extremadamente importante.

Por cierto, ¿sabías que los códigos de expresión artística -la música, la escritura, el dibujo, el juego…- tienen la extraordinaria capacidad de estimular los dos hemisferios de tu cerebro de forma conjunta y combinada, potenciando así procesos cognitivos de abstracción, de creatividad y de desarrollo intelectual (entre otros) que pueden ayudarte a mejorar tus capacidades personales, a facilitar la resolución de problemas, a mejorar tu estado emocional y físico?

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 28 octubre, 2009 en Artematopeya, Ludotopeya, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad, Trastos y cachivaches. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: