Desayuno de agosto

Desayuno

Pues sí que empezamos bien el mes de la relajación, la dieta sana y el tiempo libre. Ya en la primera posta de este viaje, en la tierra de la torre torcida, nos agria el desayuno una tremenda y asustante noticia: la ya-te-veía-yo-venir represión dictatorial, mafiosa y opresora contra más de treinta emisoras de radio y televisión en Venezuela. El ministro del MOPU venezolano y también director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Diosdado Cabello, en su papel de babosa a sueldo de ese payaso bananero y vocinglero que está pidiendo a gritos que alguien le forre a ostias por necio y por gilipollas, explica la medida con un argumento que apesta a comunismo dictatorial y eventualmente convertible en régimen impunemente asesino si nadie le pone remedio:

– El fondo del problema es que los medios de producción no puede estar en manos de pequeños grupos, sino en la mayoría.

A lo que añade:

– La decisión del gobierno venezolano se basa en la democratización del espectro radioeléctrico para permitir la participación de otras propuestas y eliminar el “latifundio mediático”.

Que en el siglo XXI, y con lo que el mundo conocido lleva a la espalda después de semejante segunda mitad del siglo XX, alguien se atreva a decir que la comunicación social necesita que alguien la democratice y que ese alguien sea un dictador que propagandéa en su propio programa de televisión y que ha manipulado con absoluto descaro la función legislativa para perpetuarse en el poder es una broma de demasiado mal gusto y un insulto a la inteligencia desarrollada por la humanidad. Que venga Hitler y lo vea.

Tamaña imbecilidad megalómana es similar a la que se vive, por poner un ejemplo al azar, en Cuba, isla en la que la existencia exclusiva de medios oficiales violentamente infectados de propaganda viscosa silencia y reprime la libertad haciendo honor al apellido (CASTRO) del apestoso anciano podrido que ha conseguido convertirla en un desconchado arrabal, haciendo así posible la desinformación, el adoctrinamiento, la manipulación social y la pobreza intelectual y vital más indigna. El régimen bananero de Chávez intenta, copiando el peor modelo nazi, convertir Venezuela en una cárcel informativamente anecoica, reprimiendo no sólo el derecho básico a la libertad de opinión sino también a expresarla. Y en el siglo XXI y estando donde estamos, eso no se le puede consentir. ¿Dónde coño está la ONU? ¿Y a qué coño están esperando?

Porque el cierre pistolero de medios de comunicación empezó en Venezuela hace ya un par de años.

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 1 agosto, 2009 en Artematopeya, Con la lengua depilada, Música y energía, Nacho A. Llorente. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: