John Lennon ya lo sabía…

Lennon

John Lennon terminó siendo un hippy medio despelujao con pintas de no ducharse durante semanas y en un permanente estado de emporramiento mental. En circunstancias normales, y de no haber sido por su éxito previo con Los Bítels, es más que probable que hubiera sido condenado al ostracismo comercial por piojoso, por guarro y por colgao.

Es igual de probable sin embargo que, incluso a su pesar y por muy guarro que pareciera, John Lennon hubiera alcanzado igualmente una sintonía con la humanidad de alcance mundial aunque Los Bítels nunca hubieran existido.

Pero, ¿how come?

Pues come-how que Lennon sabía, y si no lo sabía lo suyo era ciencia infusa, cuáles eran los mecanismos mágicos que permiten desencadenar en otros auténticas mareas de emociones: el lenguaje de la música y la palabra mágica imagina. De hecho, imagina es una palabra reservada que hasta genera derechos de autor…

Del poder mágico de la entidad música todo es ya sabido: que es un lenguaje de raíces matemáticas pero de naturaleza auténticamente misteriosa que se encuentra imbricado en todo los órdenes de la vida, de la naturaleza, de la historia y de la civilización humana. Adopta una expresión física en forma de ondas que transportan energía pero no materia y en ella intervienen complejos procesos psicoanímicos. Puede alterar o inducir estados de ánimos, disparar la secreción de endorfinas, golpear físicamente el cuerpo, condicionar las oscilaciones electromagnéticas de la actividad eléctrica del cerebro para generar distintos tipos de ondas con distintos tipos de propiedades… La lista es interminable.

Pero lo mejor de todo viene ahora. No entiendo cómo nadie se ha dado cuenta de que, cada vez que Lennon verbalizaba la palabra imagine, simplemente estaba… hipnotizando a todo el planeta.

Y, de nuevo, ¿how come?

Pues come-how que, en pocas palabras, el cerebro procesa la información de forma visual, creando imágenes gracias a las facultades de ese gran olvidado, el hemisferio cerebral derecho. Esa es su especialidad: imaginar, llegar a ver una imagen con los ojos de la mente. El cerebro puede conjurar una imagen y después «mirarla» como si realmente estuviera allí.

No hay tiempo como para explicar aquí la teoría completa de los hemisferios cerebrales y cómo algunos modelos, como la PNL o la hipnosis Ericksoniana, han incorporado esta estructura y sus particulares características. Baste con explicar que la comunicación persuasiva o la hipnosis conversacional emplean mecanismos de naturaleza lingüística para poner a dormir a la escolta cerebral que intenta impedir que cierta información alcance el desvalido pero maravilloso inconsciente. Uno de esos mecanismos es el de los suavizadores o facilitadores: palabras como imagina que, automáticamente, conectan el proceso cognitivo del individuo con su facultad de crear imágenes.

Cuando invitas a alguien a imaginar, ese alguien empieza a generar imágenes en su cabeza. Si la invitación va envuelta con un lenguaje repleto de entidades sensoriales, enseguida le embargará un torrente de emociones asociadas. Y el inconsciente de ese alguien queda, automáticamente, impregnado con un potente e imborrable contenido.

Imagina que cada mañana te levantas y te sientes lleno de energía.
Imagina que sabes gestionar eficazmente tus asuntos económicos de forma intuitiva y que impides que el discurso de la escasez afecte negativamente a tu realidad.
Imagina que esta noche mantendrás con tu pareja esa conversación maravillosa que volverá a convertir vuestra relación en un paraiso de bienestar y felicidad porque intuitivamente sabrás elegir las palabras necesarias para que eso ocurra.
Imagina que tus seres queridos son auténticamente felices durante todo el tiempo que estén junto a ti a pesar de las dificultades o las enfermedades.
Imagina que tu vida será cada vez más completa, más feliz y más maravillosa cada día a partir de hoy mismo.

Según empiece a generar sus imágenes internas, puedes incluso añadir detalles de lo que pueden ver, escuchar o sentir para que el efecto sea así mucho más potente. Y cuando alguien puede ver desde el futuro, aunque sea imaginado, el resultado de sus acciones en el presente, su cerebro se configura para hacer que ese futuro se convierta en realidad…

John Lennon ya sabía todo esto. Y, si no te lo crees, vuelve a leer la letra de la canción…

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 28 julio, 2009 en Artematopeya, Música y energía, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad, _Persuasión & comunicación. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of music obsessions, music reviews, top 5 lists, Northern Soul Monday, Britpop Tuesday, Weller Wednesday, 8-Track Throwback Thursday, Female Friday, Under the Covers Sunday, 10-Questions, Top 10's, Book Reviews, Soundtracks, Live Music, Movie Reviews, Indie Movies, and much more.

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: