Michael Jackson, Rey del… ¿pop?

Michael-Jackson-michael-jackson-41269_1024_768 copia

En la Edad de Warhol, pop era sinónimo de consumo, de popular, de repetición, de patrones, de masticable, de sencillez, de cercanía, de recreación, de sensorialidad y de expresión libre. Era un concepto tan amplio que, por definición, apadrinaba todo aquello que no encontraba hueco dentro de ninguna otra etiqueta. Por eso, Celine Dion, Seal, Barbra Streisand son tan pop como Madonna, La oreja de Van Gogh o Alaska. En realidad, la categoría pop identificaba, más que un estilo, las composiciones con una estructura determinada: intro – estrofa – estribillo – estrofa – estribillo – puente – estribillo – final. Qué duda cabe de que pop también ha sido el pasaporte para que a voces incompetentes (perdón, voces particulares) o más directamente incapaces les sea permitido ganarse las lentejas sin mayor esfuerzo que ponerse delante de un micrófono y hacer como que cantan. Quien haya escuchado a Madonna berreando en directo entenderá de qué estoy hablando: lo que tiene la ambición rubia no es voz sino hocico (a.k.a. morro by the face).

Lo de mi amigo Michael es otra cosa. Su música más recordada, la de los últimos 25 años, no es sino la guinda (y menuda guinda) de otros 20 años más de soul, R’n’B, disco, funk, gospel, Motown y show business. De sus cincuenta años, Michael se ha pasado cuarenta y cinco cantando. Es un tipo con una cultura musical enciclopédicamente brutal, con una cultura de espectáculo depurada hasta la perfección absoluta y con una cultura de la expresión inagotable en todos los sentidos. Por eso, lo de rey del pop se le queda pequeño a mi entender. Michael sólo era académicamente pop a ratos y por partes. Creó un lenguaje musical y humano propio, irrepetible y personal hasta el tuétano. Son míticas sus fintas a los estilos del establishment con instrumentaciones barrocas y preciosistas, con fraseos armónicos y juguetones con el ritmo, con bases rítmicas aparentemente sencillas pero tan contundentes y genuinas que nunca hubo otro que las hiciera igual… Michael Jackson es un músico que llevaba la música en la cabeza, en el corazón y en los pies. Aunque no supiera tocar ningún instrumento, él era la música.

Una elección personal: The way you make me feel, que ya nunca podrá cantar junto a Greta.

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 26 junio, 2009 en Artematopeya, De todo un poco, Música y energía, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of music obsessions, music reviews, top 5 lists, Northern Soul Monday, Britpop Tuesday, Weller Wednesday, 8-Track Throwback Thursday, Female Friday, Under the Covers Sunday, 10-Questions, Top 10's, Book Reviews, Soundtracks, Live Music, Movie Reviews, Indie Movies, and much more.

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: