Ballestero y Cía: ¡vete a asustar a tu tía!

Ballesteroy cia-1Ballesteroy cia-2

Lo prometido es deuda y aquí está. Otra muestra más del empleo del miedo como código de comunicación para la persuasión con fines dinerarios. En este caso, con un instrumento realmente feo, en mi opinión. Más que miedo, da un poco de pena… Pero hay algo que no debes olvidar, a pesar de todo: el entorno que te rodea diariamente (cosas, situaciones, comunicaciones, etc) está matemáticamente pensado para activar ciertos mecanismos psicológicos y emocionales que te provoquen reacciones, generalmente de miedo, represión, inseguridad y ansiedad (por si quieres echarle otro vistazo, aquí tienes el enlace al artículo anterior sobre el marketing del miedo). Son reacciones dirigidas a satisfacer y facilitar la consecución de objetivos de otras personas a costa de tu bolsillo, tu bienestar y tu estabilidad. Por eso es importante que sepas activar tu factor crítico a voluntad (porque, aunque no lo creas, te pasas la mayor parte del día en micro-estados de trance en los que eres fácilmente manipulable) para ser capaz de identificar este tipo de persuasiones encubiertas de naturaleza intrusiva.

¿Nunca te has preguntado que se esconde debajo de ese desagradable, ruidoso y molesto anuncio de SKODA en el que berrean a un volumen insoportable “lo voy a vender todo“?

Al final de este artículo te voy a recomendar unas lecturas. Pero antes voy a desenmascarar los componentes de esta comunicación comercial estándar (a pesar de parecer personalizada) y sus significados para que, si no lo has hecho ya, empieces a ser consciente de algunos de los instrumentos con los que te bombardean a diario con la única intención de que reacciones de un modo determinado.

1) Formato (layout) – Una comunicación diseñada para hipnotizarte empleará, además del propio lenguaje, aspectos formales que activarán en ti anclajes emocionales a nivel inconsciente sin que te des cuenta. En este caso, el primer impacto lo aporta un estilo extremadamente formal y aparentemente legal que evoca instantáneamente el de cualquier comunicación oficial. Es el primer cañonazo contra tus defensas: la confusión. Objetivo: que tu cuerpo reaccione temblando antes incluso de que hayas empezado a leer.

  • Cabecera con tus datos personales bien visibles entre amplios márgenes y en mayúsculas. Te tenemos bien fichado. No puedes escapar. Sabemos quién eres.
  • Bloque asunto compacto y con códigos y referencias desconocidas, extensas, confusas y no descodificables de forma inmediata. Personación JMP, Solicitud de registro de marca nº XXXXXX, bla bla bla. Verborrea extensa y extraña. Te conozco pero tú, a mí, no. Estás confundido. Números y códigos. Tiembla.
  • Texto perfectamente formateado, legible, con aspecto limpio y eficiente. Indentaciones, resaltes en negrita y cursivas, ortografía perfecta, redacción fluída… Demasiado trabajado como para no ser importante. Vas a leer esta carta. Quieras o no.

2) Lenguaje – El recurso principal es el lenguaje, el código. Ahí va:

  • El pretencioso lenguaje de estilo jurídico persigue un objetivo obvio: reforzar la parálisis por ansiedad legal ya inducida con anterioridad.
  • La carta comienza, directamente, empleando la misma técnica que vimos en el artículo anterior el marketing del miedo: si no tienes un problema, primero te lo creamos y después te aportamos la solución. Y todo ello en los tres primeros minutos (en este caso, en los tres primeros párrafos). En menos de 20 líneas, apilan (stack) al menos 9 sugestiones negativas cuyo efecto como argumentos aislados sería ya pernicioso pero que en conjunto es exponencialmente devastador. Segundo cañonazo contra tus defensas: la sobrecarga y saturación descontrolada de información con connotaciones determinadas y con un impacto negativo multiplicador. Te invito a que examines la carta y extraigas una lista de palabras y locuciones con connotaciones negativas, angustiosas, jurídicas o asustantes: plazo, oposición, tercero, perjudicado, examen de oficio, incursa, prohibiciones absolutas, ley, obstáculos, defender, denegación… Terrorífico. Sólo he llegado al final del primer párrafo. ¡Pero si yo nunca le he hecho nada a nadie!
  • ¿Qúe cuáles son las sugestiones negativas? Pincha sobre las imágenes para ampliar el tamaño. Ahí las tienes, todas subrayadas. Y no están todas. Sólo las más superficiales o evidentes.
  • La abundancia de referentes legales resaltados en cursiva o en negrita (Boletín Oficial de la Propiedad Industrial del día 1 de Mazo de 2009, Oficina Española de Patentes y Marcas, Ley de Marcas, Agente de la Propiedad Industrial) mantienen la inducción ansiosa y refuerzan la necesaria confusión hipnótica: no hay criterio lógico sobre los resaltes en esta parte de la carta. ¿Por qué esto va en negrita? ¿Por qué aquello va en cursiva? Compáralo con la segunda parte de la carta en la que amablemente me ofrecen la solución a todos mis inexistentes problemas: la negrita y el subrayado sigue un criterio perfectamente reconocible… Confusión analógica no consciente, se llama la película.
  • No faltan, por supuesto, las estupendas (pero también peligrosísimas si se utilizan perniciosamente) presuposiciones que tanto me gustan. Se trata de afirmaciones y argumentos manipuladores porque para que puedas interpretarlas es necesario que tu cerebro genere primero una imagen que rellene el hueco existente en la información que contiene tal afirmación o argumento. Y, además, presuponen que ciertas situaciones ocurren en relación contigo cuando, en realidad, no son más que sugestiones maliciosas sobre cosas, personas y situaciones inexistentes. Podrá presentar oposición cualquier tercero que se sienta perjudicado…, obstáculos que deberán defender…, no están representandos por ningún agente a efectos de mantener un adecuado seguimiento de la tramitación… Es decir: alguien se va a sentir perjudicado, encontrarás múltiples obstáculos, la tramitación de marcas no es adecuado si no la realiza un agente… Mentira. Todo mentira. No te dejes engañar.
  • Y lo mejor se encuentra al final. Después de intentar crearte una ansiedad antes inexistente sobre un proceso tan sencillo y exento de problemas como el de registrar una marca, la guinda es una afirmación falsa porque es incompleta y no corresponde a la realidad. Según me indican, usted tampoco estára informado de las solicitudes posteriores de Marcas parecidas o idénticas ya sean Españolas, Internacionales o Comunitarias que pudieran interferir sus derechos de exclusividad. En el caso de las nuevas solicitudes de Marcas Comunitarias, si no tienen conocimiento de éstas y no presentan oposición directa, se concederían para las 27 países miembros incluyendo España, aún tratándose de una marca idéntica a la suya. A ver. Primero, la hipercorrección de comenzar con mayúsculas calificativos o denominadores comunes como español o internacional. Se supone que te tiene que impresionar más. Segundo, parecen olvidar que al comienzo de su carta mencionan que la OEPM efectuará un examen de oficio. Tercero, las marcas comunitarias son un complemento a las nacionales y prevalece la antiguedad, siempre reclamable mientras se demuestre la utilización continuada de la marca. Y cuarto, ¿por qué se atreven a utilizar un futuro perfecto (se concederán) y en su lugar emplean un modo potencial (se concederían)?. Porque saben que eso sería afirmar una mentira sobre un procedimiento legislado y eso es, según creo, un delito.

Me estoy alargando demasiado, como siempre. Tras las escalofriantes sugestiones maliciosas que acabamos de ver, la carta continúa con una amplia y estupenda oferta de servicios que, por supuesto, está diseñada para resolver todos los problemas que nunca hubieras imaginado que tenías y que acabas de descubrir. Y en la última página, justo antes de la firma, el chiste final:

¡¡¡¡¡ ME PIDEN QUE LES ENVÍE 41,83 EUROS !!!!!

… en concepto de personación. Un momento. ¿Personación? Como en el asunto: Personación… JMP… Obviamente, la firma: José Manuel del Pozo García. JMP.

A JMP me gustaría hacerle la siguiente pregunta si pudiera encontrármelo de frente: ¿Le gustaría a Ud. que a su madre le hicieran lo mismo que hace Ud. con otras personas? Asustar, amedrentar, crear inseguridad y ansiedad, mentir… empleando una publicación comercial sobre la que estampa su firma.

Vamos a terminar aquí aunque aún quedan muchas cosas por exprimir. Será en otra ocasión. Termino con la reveladora y breve bibliografía sobre técnicas y herramientas de comunicación persuasiva e hipnótica que os anunciaba al principio de este artículo:

  • Persuasión encubierta (Covert persuasion), de Kevin Hogan. Puedes encontrar la versión digital en inglés en este enlace.
  • Hypnotic writing (Escritura hipnótica), de Joe Vitale. Puedes encontrar la versión digital en inglés en este enlace.
  • Mind Programming, de Eldon Taylor.

que se me ocurra…

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 18 junio, 2009 en Artematopeya, Con la lengua depilada, De todo un poco, Nacho A. Llorente, _Persuasión & comunicación. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of music obsessions, music reviews, top 5 lists, Northern Soul Monday, Britpop Tuesday, Weller Wednesday, 8-Track Throwback Thursday, Female Friday, Under the Covers Sunday, 10-Questions, Top 10's, Book Reviews, Soundtracks, Live Music, Movie Reviews, Indie Movies, and much more.

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: