Cuéntame un cuento #1

Miró el reloj y comprendió que tendría que correr si quería llegar a tiempo. Pidió la cuenta con un leve gesto de la mano mientras observaba, sin interés, el deambular desganado de aquel camarero anodino. Barrió la mesa con el brazo que le quedaba libre, haciendo caer sus cosas en el bolso sin ningún cuidado. Era meticulosa, ordenada y hasta programada con lo que le interesaba pero sabía volverse descuidada con lo rutinario. Pensaba en el mundo como un accidente; todo era tan poco importante que no le dedicaba ni un sólo pensamiento. Por supuesto, el orden personal no entraba en la carpeta de sus prioridades personales, por lo que el golpeteo de aquellos trastos mientras caían dentro del bolso no le perturbó el semblante ni por un instante.

Se levantó de la silla mientras se colgaba el bolso y con la cabeza gacha terminó de repasar para sí sus quehaceres de la tarde. Asintió como aprobando el resultado de aquella efimera meditación y salió del bar. Cogió al vuelo el paraguas que había dejado tirado sobre el asiento y, con un giro lleno de elegante voluptuosidad, enfiló el camino hacia la salida. Abrió la puerta y, de un paso, se encontró en la calle. Era viernes por la tarde y no paraba de llover. El transito de coches era infernal. El ruido empujaba el aire hacia el cielo. Se dedicó un mohín de impaciencia y, con resignación, se anudó el cinturón de la gabardina. Abrió el paraguas y echó a andar en dirección al supermercado. No hubiera tardado más de cinco minutos en otras circunstancias pero el agua le impedía caminar con rapidez. No le gustaba la lluvia. Le provocaba cansancio y languidez.

Caminaba entre la gente con suficiencia, sin detenerse ni disculparse si chocaba contra otro cuerpo o contra otro paraguas. Su objetivo estaba al final de la calle y no se permitiría ni un segundo de distracción si no era por una rosa. Había algo en las rosas que le resultaba sensual y casi doloroso. Rosas. El símbolo de la imperfección más hermosa. El aroma dulce y picante. Espinas tan afiladas como dientes de gato. Todo en aquella flor era insolente.

Cruzó la avenida por un paso de peatones y continuó caminando con tranquilidad hacia el final de la calle. Ya veía el supermercado. La dueña del negocio era una francesa, delgada y de pelo teñido, que jugaba a la lotería para poder retirarse algún día sin tener que preocuparse del subsidio. Nunca habían cruzado más de tres palabras y aunque aquella se esforzaba tras el mostrador en parecer amable, le repugnaba su acento sibilante que mantenía mas por esnobismo que por falta de aprendizaje. “No es más que una vulgar puta embutida en celofán”, se recordó a sí misma antes de entrar. Hoy le daría una lección. No lo hacia por odio ni por venganza. Ni siquiera por su propio disfrute, claro estaba. Era, simplemente, una cuestión de deber. Había que ser coherente con las propias ideas.

. . .

Nueva York, Estados Unidos (ANE) – 14 de abril de 2009 — 134 menores envenenados con antiestamínico infantil adulterado a la venta en un popular store de Broadway/52th
 
Dominique Elèche ha sido detenida como la presunta autora del envenenamiento premeditado de 134 menores con una partida adulterada de Stambite. Fuentes policiales informan que, en el momento de la intervención, producida a las 05:40 horas de la madrugada del pasado martes, se encontraron en el supermercado regentado por la detenida más de cuatrocientos dispensadores sin precinto en los que se han detectado señales de manipulación a pesar de parecer normales a simple vista.
 
Las mismas fuentes confirman que 89 de los 134 menores han fallecido en menos de 24 horas como consecuencia directa de la administración del medicamento y el resto se encuentra en situación muy grave o crítica. La detenida se enfrenta a una acusación de atentado contra la salud pública y a una acusación colectiva de asesinato en primer grado y adicionales en grado de tentativa.
 
Stambite es un popular antiestamínico específico para niños (…)  
Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 10 junio, 2009 en Artematopeya, Cine, teatro, literatura y arte, De todo un poco, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: