Archivos Mensuales: mayo 2009

Let's speak about España

Hace semanas que en el mundo no se habla de otra cosa. La marca España está por todas partes. Quién sabe si los trasuntos deportivos habrán logrado, ójala sea así, calar en el inconsciente de turistas, empresarios e inversores y si, en pocos meses, se empezará a comprobar el impacto que ha tenido en nuestra economía que en todo el mundo se esté hablando sin parar (marca, frecuencia, notoriedad, emoción) de España.

¿Gracias a quién?

Al Barça.

barca

Enhorabuena y gracias.

Let’s speak about España

Hace semanas que en el mundo no se habla de otra cosa. La marca España está por todas partes. Quién sabe si los trasuntos deportivos habrán logrado, ójala sea así, calar en el inconsciente de turistas, empresarios e inversores y si, en pocos meses, se empezará a comprobar el impacto que ha tenido en nuestra economía que en todo el mundo se esté hablando sin parar (marca, frecuencia, notoriedad, emoción) de España.

¿Gracias a quién?

Al Barça.

barca

Enhorabuena y gracias.

Cómo complicarse la vida sin necesidad y quedar, además, como un auténtico idiota (o una)

Acabo de ser testigo casual de una conversación telefónica inusitada. Me ha parecido sencillamente estúpida, no sólo la conversación sino también la persona robotizada que la mantenía. No voy a decir quién es pero mis más cercanos la conocen de nombre y saben de su enfermiza insistencia en infectar y controlar las vidas ajenas debido a su egocéntrica adicción a la autoridad.

ALGUIEN ha sufrido algún tipo de percance en el círculo personal de ELLA. ELLA llama a ALGUIEN hace un rato y mantiene un monólogo de casi diez minutos con ALGUIEN informándole de que tal día habían estado charlando por e-mail (sin comentarios) todos los amigos sobre su enfermedad. ELLA, que habla con ALGUIEN, quien supuestamente es amiga suya, empleando un lenguaje excesivamente robótico más propio de un teleoperador que alguien tan cercano y cálido como ha de ser un amigo, avanza hacia la conclusión de su monólogo cebando la oreja de ALGUIEN con lo que seguro que ELLA cree su obra maestra pero sin terminar de decirlo. Circunloquio, circunloquio, circunloquio y rrrrraca: “Ayer les dije que no debemos llamarte todos por teléfono, así que les propuse a todos que hiciéramos un turno de llamadas, que te llame uno cada día y que ese nos pase un mail a los demás contándonos lo que habéis hablado. Además, siempre te llamaremos entre 11:00 y 13:00 o entre 16:00 y 20:00, para que no coincida con el horario de visitas y bla bla bla. Tú dime qué te parece con toda confianza, ¿eh? Hay algunos que no están de acuerdo, pero creo que es lo mejor. Así no te molestamos.”

¿Se puede ser más complicado, metijón, mangoneante y pelma? ¿Por qué sugerir que las llamadas de los otros son molestas y que lo mejor es organizarse, eso sí, según a mí me parezca? ¿Acaso tú te lo piensas tanto cuando tienes ganas de llamar a alguien? ¿Cuantas veces te habrás preguntado si alguien de quien esperabas una llamada no lo ha hecho, precisamente, porque otro alguien le ha “abierto los ojos” haciéndole ver que si te llama a tal hora o en tal momento te está molestando?

Yo aviso por si las moscas: que nadie se corte un pelo conmigo. Si llegara alguna vez a estar en un hospital, recibiré encantando todas y cada una de las llamadas de mis amigos a cualquier hora, en cualquier momento y sin ningún tipo de restricción. Y aunque no esté en el hospital, también. Con tus personas más cercanas, no hay reglas ni procedimientos. La anarquía, en este caso, es símbolo de confianza y de conexión. Si no tienes a nadie con quién tu relación sea anárquica y espontánea en estos términos, deberías tratar de conseguirlo porque te hará muy bien.

¡Que alguien me lo diga, por dios!

karaoke

En mi vida, entre otras, pasan dos cosas íntimamente relacionadas: una, que ya no tengo abuela, para mi desgracia, y la otra es que me gusta demasiado cantar. El caso es que con distinta frecuencia termino subiendo al escenario del karaoke que toque (que bonita rima) y hala, a cantar. Como ayer.

Esta afición mía que tanto me gusta y tanto me pone me ha llevado a un inquietante dilema existencial. Si. Mis amigos me dicen que soy un buen cantante. Hasta mi hermano me insiste con que debería entrenar la garganta en plan semi-profesional. Y ya me está agarrando la paranóica. Cierto es que cuando okupamos un karaoke terminamos revolucionando al personal. En una sala en Avenida de América, una madurita me llegó a pedir un autógrafo (con mi consiguiente cara de cromo):

– Eh… yo encantado, nena, pero yo vivo en Alcorcón y sólo canto en los karaokes.
– Ah, pero, ¿no eres cantante de verdad?

Le hubiera mentido por no desilusionarla, pero me pilló tan de sopetón que no supe reaccionar a tiempo.

¡QUE ALGUIEN ME LO DIGA, POR DIOS!

¡NO TERMINO DE SABER SI LO HAGO BIEN DE VERDAD O SI ES EL SÍNDROME DE LA ABUELA!

¡NECESITO QUE ALGUIEN ME DIGA A TIEMPO QUE CANTO PEOR QUE PEDRO PIQUERAS Y QUE HE DE RETIRARME ANTES DE QUE ME LO VAYA A CREER!

Porque, sino, creo que voy a empezar a estudiar…

Los millones de Angelines

Sinde

Encontramos hoy en Periodista Digital una muestra de la peor inquina que es capaz de generar este partido entregado sin remedio (hopelessly devoted, que diría Olivia Newton-John) a su vorágine personal del carpe-diem político y acronimado PSOE. No hay nada que me provoque más sarpullido que el pesóe (mi efecto yo-yó particular), un aparato organizativo terrorífico capaz de convertir a personas más o menos normales, y tengo pruebas, en los serés más estúpidos y soberbios de la república independiente de su casa atacados, además, de una querencia desmedida por el lucro, sea cual sea el origen de los denarios. Me he hartado de escuchar, en esas aburridas charlas de pasillo en las que pandillitas de aspirantes a politiquillo de provincias sacan pecho y hacen como que hablan mucho por el móvil para impresionar, que el partido estaba lleno de gente bien preparada. Ah, ¿sí? ¿Dónde? Mmmmm… a ver. Pues yo no veo a ninguno. Aunque haberlos habrálos, me imagino. Hasta yo conozco a alguno, después de todo.

Puede que la mitad sean medio analfabetos y no es por insultar: analfabetos algunos (pobres) por generación y por región (véase Andalucía) o analfabetos otros gracias a la lacra de la política educativa del pesóe. Pero de tontos, desde luego, la mayoría no tiene un pelo. Y una cosa es una cosa y otra cosa es otra. Aquí hasta el más tonto hará bottijos pero, desde luego, Periodista Digital, ese panfleto amarillo de derechas mal entendidas, es la pura esencia de la manipulación y de la propaganda. Es muy lícito pedir el voto para el PSOE. Es más, también lo es pedirlo para el PP. Pero hay maneras y maneras de hacer las cosas. Porque puede que, efectivamente, exista un objetivo electoral, como siempre, detrás de la ampliación de las distintas ayudas al cine que recoge PD. Puede, no. Seguro que lo hay. Pero no tranzo con el uso insidioso de la “hipnosis propagandística”: la aliteración inmoral. Aliteración por que encadena sucesivos paquetes de contenidos mediante conectores del tipo conjunción copulativa o comas. Inmoral porque utiliza el flujo cognitivo del lector como caudal, aprovechándose del uso habitual de la aliteración (unir paquetes de información con diversos grado de complementariedad) para encadenar paquetes sin ninguna relación semántica, provocando así asociaciones inconscientes dirigidas. Esto es, manipulando la comprensión del que lo lee.

Para el que no lo sepa, en España hay miles de actores. No los tengo censados (el sábado en un ratito me los cuento a todos), pero así, a ojo, podrían ser 400.000. Por ejemplo. De todos ellos, unos 7.500 son (somos) afiliados de la Unión de Actores. La Unión de Actores (al igual que la entidad de gestión de derechos AISGE) está presidida por Pilar Bardem, actriz incontestable pero también insignia cítrica y de hoscas maneras posicionada contra viento y marea, quién sabe por qué, a la derecha de Zapatero. Ella y un selecto grupo de vips cinematográficos aparece en todas las fotos en las que aparecen con el puñetero dedito en la ceja. De ahí lo de sindicato de la ceja.

Un momento. Detente a analizar el párrafo indice, tu primer contacto con la información antes de leer la noticia completa:
Premia con 8,6 MILLONES DE EUROS AL SINDICATO DE LA CEJA
Crisis para todos, menos para Sinde
Para frotarse los ojos. El déficit público de España está creciendo a pasos agigantados cada día. Y no están dispuestos a parar. Menos si es para pagar favores. Según ha podido saber PD, la ministra “Sin-descargas” tira de chequera y publica en el BOE la ampliación de las subvenciones para los artistas del cine. Otros 8.600.000 euros para la saca. El ‘sindicato de la ceja’ se chupa los dedos a costa de todos.

¿Por qué comienza el titular con PREMIO y DEFICIT? ¿No es una perversa malversación afirmar que según ha podido saber PD, la ministra “Sin-descargas” tira de chequera y publica en el BOE la ampliación de las subvenciones para los artistas del cine, cuando las ayudas publicadas hacen referencia a toda la cadena de valor de una producción, desde la etapa de guión hasta la etapa final de distribución y no sólo a los artistas? ¿No es una repugnante manipulación que a una información meramente cuantitativa sobre ayudas destinadas a guionistas, productores, directores, diseñadores de áreas diversas, comerciales, etc.. se le sumen tres paquetes de información inconexos (se pagan favores, subvenciones para los artistas de cine y el sindicato de la ceja se chupa los dedos) de modo que en tu cabeza se genere una imagen determinada, como por ejemplo

AYUDAS PUBLICAS + SE PAGAN FAVORES + ARTISTAS DE CINE + SINDICATO DE LA CEJA = Las ayudas públicas se emplean para pagar favores a los artistas del cine (todos) que forman parte del Sindicato de la ceja.

Ya está. Cuando llegues a la verdadera noticia (una simple fotografía del BOE), en tu cabeza ya se habrá preformado una imagen manipulada y tú ni te habrás dado cuenta de que te la han colado. Pues sí, te la han colado. Como a todos. Joder con el poder de una simple conjunción copulativa… Y sólo es la punta del iceberg. Esto es el lenguaje en acción. En acción peligrosa.

Esta perversión del lícito código de la comunicación persuasiva (busca pace and lead en Google si quieres saber algo más) es repugnante, además de perversa. ¿Ves, chache, como la hipnosis existe? Porque estarás conmigo en que crear una imagen en el cerebro de otra persona para fines propios es hipnosis en toda regla, ¿o no? Así que, por favor, ten mucho cuidado con lo que lees y con lo que escuchas en los informativos de radio y televisión. Sólo tienes un cerebro y una vida dura muy poco tiempo como para no mantenerlo sano y disfrutar a tope de él. Ve asiduamente al teatro, lee, pasea y clávate unas cañitas con tus amigos. Eso si que es sano.

Vodafoneando que es gerundio

vodafone

Ya lo he decidido. A fecha de hoy, soy usuario simultáneo de Movistar, Telefónica y Vodafone. En casa, ADSL y el fijo de toda la vida. En el bolsillo trasero de mi morral de diario, porque no uso portafolios, movistar residente en Nokia y el vodafone que vengo usando desde hace un par de años, un regalo que me ha servido como teléfono secundario para ciertos asuntos de trabajo o, también, como parapeto para gente pelma a la que no me quedaba más remedio que dar algún teléfono por el motivo que fuera. Pero a partir del viernes me voy a vodafonear completamente. Ya esta bien de tanto irse con la primera que pasa pensando en lo que le voy a poder sacar si, en el fondo, no es más que un cacho de carne y no me termina de gustar. En la vida hay que posicionarse. Si he decidido estar con Vodafone, pues lo hago y con todas las consecuencias. Aunque Movistar me siga cortejando malamente pasándose por el forro mi elección y mirando por encima del hombro a mi Nokia o saludándole con desprecio (y mascullando un eres un pedazo de puta) cuando se encuentren por casualidad. Todo esto pasa por ser tan simpático y sonreírle a todas sin pensar en las consecuencias.

El caso es que recuperando pizcas económicas de aquí y de allá, revisando papeles antes de sentarme con el PADRE para cumplir el sagrado deber de tributar, esperando como agua de mayo el 3 de julio para comprobar como el recibo de mi hipoteca se contrae así, del tirón, ni más ni menos que ciento cincuenta euritos… en transitando tales encomiendas, digo, vengo a comprobar que mi gasto mensual en telecomunicaciones asciende a más de 100 euros.

¿¡¿ PERO CÓMO ES POSIBLE, OPERADORES DEL DEMONIO ?!?

Pues si. Mi Movistar, cargado con todas las tarifas preferentes posibles (mis favoritos, barra libre, plan tarde nosequé…), suele chuparme unos 25 euros al mes. Mi Vodafone, en formato prepago, me viene a costar unos 8 ó 10 euros. Pero la estrella, sin duda, es el servicio de ADSL y fijo de Telefónica. Incluso con la tarifa plana de 30 euros, me están facturando unos 80 euros. La pregunta que me hago es: ¿me están estafando, me estoy pasando con el ancho de banda por las descargas de emule o, simplemente, tengo cara de gilipollas? Puede que sea esto último, sin duda, pero visto que cada dos o tres meses toca acción correctora personal para asegurarse de que todo está bajo control, esta vez le toca al teléfono. Así que, de un gasto global de más de 100 euros, voy a pasar automáticamente a rondar los 30 euros. ¿Cómo?

Pues pidiendo la portabilidad de Movistar a Vodafone con la tarifa Super 90 x 1 que incluye fijos y móviles, dando de baja el servicio de Telefónica (cuando me cambie de casa lo voy a tener que hacer igual y, en cuanto a internet, el P2P está que pa qué las prisas…) y échando sin remilgos en cualquier alcantarilla la tarjeta de Vodafone que llevo en mi segundo Nokia.

La pobre chiquilla del departamento de portabilidad de Movistar (4472) no sabía lo que hacía cuando le tocó hacerme la llamada de rigor pensando que sobornándome con un móvil iba a conseguir algo. Cuando le dije que con el único que conseguiría que me lo pensara era un N96 y una tarifa plana de 25 euros a todos los operadores fijos y móviles, me hizo un …gasp… y encima se aguantó que le colgara el teléfono sin ni siquiera despedirme.

¿Por qué soy tan malo y tan poco educado con toda esa pobre gente cuyo único objetivo es manipularme para es sacarme algo?

If I wait for just a second more…

nobodysdiary

Estoy sufriendo un ataque revisitacionista y me acabo de cargar en el nokia, a la sazón el mejor walkman que he tenido en toda mi vida, ese pedazo de obra maestra aunque breve y remasterizada en 5.1 llamada In your room, una caja recopilatoria del trabajo de Yazoo actualizada para las orejas del 2008 en adelante. No son más de veintipico canciones, pero la genialidad de esa bestia musical y tecnológica conocida por Vince Clarke y la subyugante imperfección vocal de Alison Moyet llena de emociones se mantienen jóvenes. Con el recauchutado del siglo XXI, sus temas son, incluso, mejores que entonces.

Otro día charlaremos con más tiempo sobre estos dos creadores geniales, pero no quería dejar de invitarte hoy a que subieras el volumen de tus altavoces y disfrutaras de una de las nuevas mezclas de Nobody’s diary, uno de los temas más personales de ese invento nacido para persistir, a pesar de ellos mismos, llamado Yazoo. No te dejes engañar por un comienzo digno de la discoteca más bacalaera de Leganés. Sube el volumen, aguanta unos segundos de intro y…

¡¡¡¡¡¡ LLÉNATE DE ENERGÍÍÍÍÍÍAAAAAAA!!!!!

If I wait for just a second more,
I know I’ll forget what I came here for,
My head was so full of things to say,
But as I open my lips all my words slip away
and anyway,
I can’t believe you want to turn the page,
And move your life onto another stage,
You can change the chapter you can change the book,
But the story remains the same if you’d take a look.

(Chorus)
For the times we’ve had I don’t want to be – a page in your diary babe,
For the good, the bad I don’t want to see – a page in your diary babe,
For the happy, the sad – I don’t want to be another page in your diary.

Perhaps if I held you I could win again,
I could take your hands we’d talk and maybe then –
That look in your eyes I always recognise,
Would tell me everything is gonna be fine,
You’re gonna be mine
for a long time…

Algunas palabras con sabor a música

mp3

Pincha aquí: http://xgloor.blogspot.com/. Música de todos los sabores, colores, formas y tamaños. Sobran las palabras.

La noche de la iguana menopáusica y disecada

jpg_nocheiguana_cartel

Los que me conocen en las distancias cortas saben que profeso devoción al teatro americano de la segunda mitad del siglo XX, que mi texto teatral preferido para leer es Un tranvía llamado deseo de Tennessee Williams y que, mire usté por donde, escribo y dirijo teatro entre otras cosas. Hace ya unos días que pasé por el Reina Victoria, pero he necesitado tiempo para recuperarme antes de poder escribir. Lo único que puedo decir es que esta producción de La noche de la Iguana es una estafa. Una enorme, desproporcionada y cínica estafa indigna de Tennessee Williams.

La autocomplacencia es uno de los peores defectos del ser humano. Si los interfectos son, además, actores (con lo que eso implica en ratios de ego, falta de objetividad y soberbia) y están mal dirigidos (realmente mal; muy mal), el resultado es tan ridículo y tan absurdo como que hasta en los coreografiados saludos del final se perciben los mimbres de la desgana, la falta de preparación, el olor rancio y el aburrimiento que muestran todos y cada uno de los actores de este elenco a excepción de Sara Casasnovas, la única que parece saber que el teatro de Tennessee Williams es carne, entrañas, sudor, sexo, deseo, debilidad, agresividad y cualquier otro calificativo que pertenezca al universo de las emociones contenidas, reprimidas y socialmente reprobadas. Si alguien puede argumentar que Pilar Velázquez es una actriz solvente y que es capaz de encarnar todos esos adjetivos para darle vida a Maxine, que levante la mano. Yo sólo pude ver a una gallina vieja encorvada, nerviosa y con problemas de osteoporosis fisica e intelectual incapaz de provocarme la mínima erección mental, por no hablar de la otra. Aunque me importa poco, en realidad. Jamás volveré a pagar una entrada por Pilar Velázquez.

A Tomás Gayo no le voy a dedicar ni una frase. Por muy productor y actor que diga que es y por muchas series que lleve a la espalda. Punto.

Pero de tí, querida Ana Marzoa, no me lo esperaba. En serio. Siempre dije que tenías el don. Aún recuerdo tu Blanche Dubois del aquel tranvía del 93. Yo trabajaba todavía en la calle Silva de Madrid. Eras una gran actriz. Subyugante, profesional y digna. En 2009, sólo pareces un viejo jarrón de barriga, anticuado y rajado por muchas partes. ¿Qué es esa afectación estúpida? ¿Quién te ha dicho que Hannah es así? ¿Quién te ha dicho que Hannah es eso que tú haces? ¿Por qué tú, y el resto del elenco (con la excepción de Casasnovas y Mundo Prieto), convertís la función en la más plana, vacía y aburrida de las mentiras?

Sobre la escenografía, el espacio sonoro y los utileros Pedro y Pancho me voy a aguantar las ganas de opinar.

Recuerda, espectador, que un actor no merece ningún aplauso ni reconocimiento si hace mal su trabajo. No es suficiente el argumento de que “ha trabajado mucho” si el resultado sobre el escenario no es bueno. A veces, los actores parecen exigir un respeto especial y distinto por su condición de artistas, que suelen considerar condición elevada. No lo aceptes. El teatro sólo toma cuerpo cuando un público se sienta frente a un escenario habitado por actores. Fuera de allí, la condición de actor deja de existir para dejar paso a la persona. Si hacen mal su trabajo, no aplaudas y muestra tu distancia. Han de saber que no han estado a la altura.

Un placer para los sentidos, reza la portada del programa de mano. Perdón, ¿para cuál de ellos?

Si la ves por gusto o porque te ves obligado, llévate una buena bufanda. En ese teatro hace frío y huele a carne menopáusica y disecada.

Bibiana, chata…

aido

¿Tú te tomas la medicación?

Si tú eras la más lista del pesóe de tu pueblo, porque eres bien de pueblo y ser de pueblo no-es-malo-en-absoluto-más-bien-al-contrario pero en tu caso es de una marcada peyoratividad, que lo sepas, entonces tendremos que pedir al Gobierno que Alcalá de los Gazules sea declarada zona cero del bibianismo, además de solicitar la ayuda de oenejés y servicios sociales para la evacuación y realojo de todos aquellos que deseen abandonar el foco de la epidemia y evitar el contagio.

Bibiana, nena, tú… ¿eres, de verdad, así de cateta o sólo nos estás tomando el pelo? ¿De verdad Zapatero le debía tanto a Chaves y al bien pagado de tu padre como para hacerte ministra? ¿Tú te das cuenta de que las estupideces que eyaculas en los orgasmos mentales que te montas sentadita en tu despacho afectan a millones de personas? ¿Tú sabes que eres un ser vivo con una cultura y una educación demasiado pobre y limitada como para realizar ciertas afirmaciones, tomar ciertas decisiones o firmar ciertas leyes? ¿Te has detenido un segundo a pensar lo que tu irresponsabilidad, tú soberbia y tu adicción por aparecer en las enciclopedias van a generar en el futuro?

Ójala tu madre hubiera tenido la oportunidad de abortar con dieciséis años.

Jamás pensé que Cádiz, que también es mi pueblo, pudiera hacerme algo así.

A mi amigo Juan Carlos le pitan los oídos

JUAN CARLOS

Mi amigo Juan Carlos es un auténtico y real cachondo mental. A flema no le gana ni Carlos de Inglaterra. Y, sino, confer la final de la Copa del Rey. Dos equipos de los territorios ocupados del País Vasco y Catalunya enfrentados por una copa por la que son capaces de pagar primas, sobornos, putearse enconadamente y brujulear por la espalda al mejor estilo Richelieu (digamos que una copa como ésta es mucho más importante por el rédito económico, publicitario y mediático que por el propio prestigio deportivo) y ahora me vienen con que si la abuela fuma, con que si vamos a cebar a las aficiones para convertir el evento deportivo en una declaración de principios (bastante estúpidamente, por cierto — la declaración, que no los principios) y con que vamos a ensuciar, sin que nadie nos lo haya pedido, el deleite pan-nacional de ver jugar a ese aparato deportivo hecho arte llamado Fútbol Club Barcelona. Por lo que a mí me toca, y por mucho que se empeñen unos pocos de estos molestos hinchapelotas, no van a conseguir caerme mal ni los unos ni los otros, ni que reniegue jamás de que Catalunya y el País Vasco son ambas dos regiones de naturaleza y cultura ricas y alucinantes, de gastronomía sublime, de gentes absolutamente agradables y cálidas (que lo son) y de un mundo personal de ideas y valores que valen su peso en oro.

Yo creo que a Juan Carlos, al igual que a mí y a 44.999.999 españoles más, le pasa lo mismo a nivel tripas y por eso apenas se inmutó cuando un estadio de fútbol, casi al completo, le dedicó una sonora pitada aprovechando el momento del himno para boicotear la copa y acaparar minutos de televisión sin pagar un sólo duro, por cierto. Para mí que el jefe de deportes hizo bien doblando el audio y cortando la transmisión. Si otros anunciantes tienen que pagar por ocupar minutos de televisión, ¿quién son esos retrasados para que yo les tenga que pagar su campaña de mi monedero?

Si quieren hacer campaña publicitaria con sus gilipolleces (democráticamente aceptables, por supuesto, pero más anticuadas que los tapetes de ganchillo de mi abuela), pues que paguen como los demás.

Y hablando de Juan Carlos, le joda a quién le joda, es una institución recogida en la constitución como cualquier otro edificio público. Es un error de ignorantes mirarlo como un cuerpo de carne humana, porque no es más que una identidad institucional. ¿Que nos salen un poco caros Juan Carlos y Cía?. Pues puede que así lo parezca, pero la realidad es que su reconversión en profesionales de las relaciones protocolísticas tiene su utilidad. Y, mientras lo diga la Constitución, hay que dedicarle (a Juan Carlos por Rey Constitucional y al resto de la tropa por educación pero sin pasarse) el mismo respeto que el que le corresponde a cualquier parlamentario o que cualquier Ministro. Y, el algunos casos, más, visto el ministro o visto el parlamentario.

Más allá de su habilidad política en un momento determinado, el Rey y su familia se han reconvertido, al menos en público, en una empresa de relaciones públicas de España muy bien engrasada, dedicada y profesional. Muchos sectores empresariales se ven directamente beneficiados por su trabajo de internacionalización de la piel de toro. Seguro que demasiados imbéciles de los que le hacen la señal del cuchillo al cuello trabajan y comen gracias, en parte, a Juancar y a Sofía. Además, cumplen con la importante función anestésica, que en nada se diferencia de la que cumple el mismísimo fútbol o las carreritas de Alonso, de mantener a la gente agilipollada con memeces como la ropa que usan o las monerías del nieto de turno.

¿Sabes el número de periodistas, cámaras, redactores, presentadores, productores de celulosa de papel, imprentas, fotógrafos, conductores de furgonetas, kiosqueros, productores, etc. que se quedarían en la calle si no existieran Juan Carlos y su prole? ¿No es de agradecer que haya un puñaíto de personas que no pongan problema a que les miren, observen, escudriñen, critiquen, insulten, sobetéen y manoséen las 24 horas del día sin decir ni pío? ¿Acaso tienes idea de cuanta gente se forra indebidamente con la excusa del protocolo, del que pocos sabemos de verdad por formación y por trabajo pero del que todo el mundo habla porque protocolo suena a oseaquetecagas y a yo también quiero ser un imbécil como ése, aunque no hagas más que decir estupideces como ese individuo llamado Josemi Rodriguez Sieiro que está en demasiados programas de televisión, en demasiados programas de radio y en demasiadas revistas vendiendo su protocolo de banquete de bodas y sus buenas maneras de burgués hortera y analfabeto? ¿Por qué se hace todo el mundo el estupendo con que venga república y fuera monarquía si todos, TODOS, miran esos programas, escuchan esos programas y compran esas revistas?

Venga, coño. Que para ser moderno hay que cambiar de discurso, quitarse la boina y sacarse el palillo. Y si lo más moderno de lo que somos capaces es abuchear a Juan Carlos y reclamar una república anticuada y con olor a calcetines sucios… Qué lástima de país, a veces.

Ese chico narcisista y muerto en vida

Vuelvo de unas merecidas vacaciones para solazarme y aparcar un rato mi torbellino vital habitual (me disculpo por no haber avisado; Celia, Hache, Juan, Cristina, Jóse con acento en la o…) y mi primer encuentro con la caja tonta me regala, ni más ni menos, que todo un especial sobre Antonio Vega, por el que muchos profesionales de la industria musical, cantantes en activo o no, se vienen esforzando, desde su reciente muerte, en expresar públicamente admiración y orgullo fraternal.

antoniovega

No voy a detenerme a pensar por qué todos esos que le profesaban tanto amor no son capaces de verbalizar que Antonio Vega era un más que pésimo intérprete, un narcisista ochentero corroído por las drogas, muy escritor y muy poeta en las formas pero en el fondo no más que un saco de mensajes negativos y egocentrismo excusado en la sensibilidad, en su pretendida debilidad y en su sencilla pero oscura soledad.

Reconozco que alguna de sus letras me puede llegar a hacer alguna gracia, pero la visión de un enfermo recalcitrante incapaz ni de articular su dentadura me saca de quicio. Aquella loable iniciativa, digna del mejor colegio de monjas, de promover un recopilatorio para ese chico triste y solitario fue estupenda para levantar unos duros y ayudarle a salir de su miseria vital, pero la enfermedad deja de ser una excusa cuando se convierte en un empeño personal.

Curiosas las declaraciones de Soledad Giménez, otrora vocalista de Presuntos Implicados y menos oportunista que en su actual etapa de solista aburrida y señora mayor de pelo redondo: qué arte para chupar cámara dejando caer que era un gran creador pero de su pésima voz y del filón de su apariencia lastimera ni mú. Eso se llama el que calla otorga.

Lo siento, pero es la puta verdad: sus canciones estaban incluso más muertas que el pobre Antonio.

El arte es belleza y estimula los sentidos. Cada uno elige lo que quiere. Si eliges una poética que sólo proyecta dolor y energía más oscura que un agujero negro, es tu problema.

Impagable el total de Esperanza Aguirre asegurando que su favorita era La chica de ayer. ¿Pero tú, de qué vas, Espe?

Para qué sirve una Coca-Cola

caidos

Pues, además de refrescarte la gargánata y sacar las manchas de grasa que es un primor, la marca más popular del mundo también financia acciones sociales en múltiples áreas. Y el teatro y la conciencia social es una de ellas. La Fundación Coca-Cola y la productora de teatro El Muro vuelven a programar en el escenario del Teatro Fernán Gómez de Madrid Caídos del cielo, un texto de la dramaturga y directora Paloma Pedrero cuyo punto de partida es la historia de Rosario Endrinal, aquella indigente que dormía en un cajero y que murió calcinada en manos de dos jóvenes. A partir de esta premisa, el texto se expande para contar múltiples historias que son el reflejo de múltiples realidades cuyo escenario real es, puesto en román paladín, la mismísima puta calle. No esperes ver un drama para llorar ni un experimento transgresor. Es simple y llanamente un buen texto cuyo elenco incorpora a auténticas personas sin hogar convertidas en actores y actrices que trabajan codo a codo con profesionales como Chiqui Fernández o Luis Mottola . Se estrena el próximo día 20 de mayo.

Obviamente, te voy a invitar a que vayas a verla por varios motivos, pero sobre todo porque en esta segunda temporada se incorpora al equipo artístico el talento único y ejemplar de ese actor entrópica y cartesianamente artematopéyico conocido por Luis Mottola (www.luismottola.es) y que parece alimentarse de pilas alcalinas y mejunge marca Acme. Acaba de terminar el rodaje de Desátate, comienza temporada con Caídos del cielo a la vez que graba la nueva temporada de El Internado y continúa presentando su programa deportivo para el canal norteamericano HBO. Vamos, lo que se dice ir como una moto. Ah, no me quiero olvidar. Si reservas tus entradas de Caídos del cielo para los viernes 22 o 29 de mayo, por el mismo precio te llevarás el placer de disfrutar de una estupenda función además de la oportunidad de participar en el coloquio que tendrá lugar después y que contará con la participación de actores y directora. Ahí es ná.

Por cierto, hablando de Luis Mottola. En el laboratorio secreto de la Mansión Artematopeya está teniendo lugar un cruel interrogatorio. Nos está costando algo de esfuerzo, pero al final se rendirá.

– ¡Nooooooo! No voy a contar nada sobre Andrés Novoaaaaaaaaggghrrr….

Si. Terminará contándolo todo sobre la quinta temporada de El internado, que está a la vuelta de la esquina.

PS: Todos los detalles sobre Caídos del cielo están en el sitio www.caidosdelcielo.com.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of music obsessions, music reviews, top 5 lists, Northern Soul Monday, Britpop Tuesday, Weller Wednesday, 8-Track Throwback Thursday, Female Friday, Under the Covers Sunday, 10-Questions, Top 10's, Book Reviews, Soundtracks, Live Music, Movie Reviews, Indie Movies, and much more.

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: