Agotadora y (por fin) cálida gala de los Premios de la Unión de Actores

premios-union

Por fin, una gala de premios de la Unión de Actores resulta acogedora, cálida y amistosa. Parece que ha tenido que llegar el Circo Price, mira por donde, para que por fin nos mudemos de esa cueva fría y con escalofriantes connotaciones de mitin conocida como Palacio Municipal de Congresos de Madrid, un lugar inmenso y con mucho mármol pero infinitamente más aburrido y con menos sustancia que el redondo, cercano, hermosamente iluminado y rebosante de espíritu teatral que ha resultado ser el Price. Una pista redonda, a modo de thrust, que sirvió de mesa camilla para los 4.000 espectadores que nos sentamos alrededor.  Fue una gala interminable, auténticamente insoportable para culos, espaldas y rodillas, pero a pesar de todo una gala estupenda. Poco rollo mitin, en comparación con otras convocatorias, a pesar de que Alberto San Juan también estaba en el elenco de entregadores y a pesar de los conatos, un poco cutres y cebolletas, tanto de Jordi Dauder como de Mariano Venancio, poniendo el toque protesta trasnochado aprovechando la presencia del lechuguino de Tomás Gómez y otros ilustres invitados institucionales.

Algunos de los nombres más escuchados fueron los de Javier Fesser, director de la estupenda y ampliamente premiada Camino, y Juan Carlos Corazza, gran amigo e incomparable maestro de varios de los premiados. Cristina Rota también sonó en el momento estrella de Roberto Álamo (Urtain). El uno, sentado en primera fila rentabilizando en especie, para su mayor gloria personal, la campaña publicitaria gratuita por obra y gracia de la Unión de Actores. La otra, más dignamente ausente del evento.

Por esas cosas del destino, Papá Alterio llegó sólo (y tarde) a la gala. La niña, Malena, fue rebautizada como “Melena” por un entregador (del que nos callaremos el nombre) cuyo error no fue sino el fiel reflejo de que algunas nominaciones son, cuando menos, fruto de la carambola. Me alegré de verdad, sin embargo, por el premio de Carmen Machi, un reconocimiento a la paciencia, a la entrega durante diez años a un personaje del que está literalmente harta y aburrida (gracias a Telecinco) y a la calidad actoral; Carmen es una gran actriz, una niña grande y soñadora que, además, sabe negociar muy bien sus contratos.

Algunos premios fueron de verdad justos y merecidos. Luis Varela es un actor como la copa de un pino y merecía escucharlo en voz alta otra vez. Carmen Elías es otra de las más grandes y desaprovechadas actrices de nuestro cine. Karmele Policias Aramburu, Lola Hospital Central Casamayor y Berta Ofelia Mortadelo y Filemón Ojea, exactamente igual.

La gran transparente de la gala fue Penélope Cruz. El guión olvidó convenientemente cualquier mención sobre u homenaje al reciente Óscar español. Creo que poca gente entendió la discreción con la que se eligió tratar el tema Penélope. Si bien una breve mención hubiera arrancado una ovación que se quedó finalmente en ganas, me imagino que se prefirió evitar cualquier suspicacia relacionada con Javier Bardem o con la presidenta de la Unión, Pilar ídem, así que se limitaron a reservarle a Penélope la misma presencia que a todos los demás: un video de diez segundos y una foto. Una pena que no se aprovechara la oportunidad de celebrarlo en un foro como este, pero en fin, el corazón tiene motivos que la razón no entiende. Enorme y sincera Ana Wagener al recoger su premio y decir “estoy sorprendida, me entendéis, ¿no?, entre Penélope y Chus Lampreave y me lo llevo yo, no sé qué decir…”. Por cierto, también Ana es una muy buen actriz, lo cual termina demostrando siempre que le dan puñeteros buenos papeles.

Lo de María Asquerino, vaya. Como buena actriz que es, hizo como que lloraba; pero se había dejado las lágrimas en casa. Y lo de Concha Velasco fue una actuación prevista y preparada en toda regla; a pesar de su buen trabajo en Herederos, su obsesión por compartir públicamente esas maneras juveniles algo forzadas empiezan a resultar un poco postizas.

No puedo terminar sin decirlo: Miguel Angel Silvestre no se llevó premio ninguno. Me reservo la opinión. Sólo diré que, seguramente, esperaba ponerle la guinda a su palmarés personal con un premio de los de prestigio. Durante la presentación del premio revelación, tímidos aplausos para él y una ovación para Roberto Álamo. Una vez entregado, evaporación total de Miguel Angel y carita de pez. Los compañeros no han valorado su trabajo como Miguel Angel hubiera deseado. A pesar de todo, olé sus cojones porque está aprovechando la racha y se está, literalmente, forrando.

Estas galas me producen una mezcla de ternura y de mala leche. Me enternece escuchar en público felicitaciones, parabienes y agradecimientos entre personas que, cuando se dan la espalda, se destrozan a cuchilladas en la vida real. La mayoría de los actores (y de los que dicen serlo) se sienten agraviados cuando, en sus constantes ataques de ego, sobrevaloran su propio talento y buscan cualquier explicación para denostar la elección de otro para “mi” papel o el trabajo de otro, que “yo” hubiera hecho mejor. Es la sempiterna plaga de ombliguismo constante entre personas a las que, en un altísimo porcentaje, les agradeceríamos que nos evitaran el castigo de tener que verlos en televisión, cine o teatro.

Viejas glorias pasadas de moda, eternos aspirantes, personas de profesión simpáticos que reparten abrazos, afortunados triunfadores envidiados que nunca dejan de sonreír, quince o veinte actores de pura sangre y, al final, la tropa. Yo soy de estos últimos, de la infantería. Actor de doblaje con un personajito en una película, algún que otro spot y otras cosillas más, obviamente pagado en negro y por debajo de convenio. Pero también estoy afiliado a la Unión y espero poder crecer como actor de doblaje en el futuro.

Y por una vez, coincidiendo con el cambio de escenario, la cobertura de prensa fue masiva y de calidad. Ya era hora.

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 10 marzo, 2009 en Artematopeya, Cine, teatro, literatura y arte, Con la lengua depilada, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: