Let me take over

Con Greta, Belén y Sara (léase Greta y los Garbo) siempre he mantenido una conexión curiosa . El tiempo y el espacio nos han mantenido muy cerca aunque casi sin llegar a tocarnos. Parece que hemos estado rondando los mismos lugares en los mismos momentos y el destino es encontrarnos constantemente. En otra época, fui asiduo de la mayoría de sus sesiones en Madrid. Y digo sesiones y no conciertos porque lo que Greta y los Garbo (Greta & The Garbettes en el dialecto artematopéyico de mi casa) hacían en directo era, literalmente, de otro planeta. Yo ya había vivido en Estados Unidos la experiencia de ver a un puñado de gente subirse a un escenario y hacer esa música. Y, en España, eso sólo lo saben hacer ellas (con los Salinder en la banda).

¿Que qué significa esa música? Pues, sencillamente y por ejemplo, esto, otro de los temas (Believe) del album aún inédito Evolution & Revolution (Ciro, ¿me lo vas a pasar alguna vez aunque sea en mp3?)

O también (aunque Let me take over siempre es mejor en directo…) esto.

Si nunca las has visto en directo, no sabes de qué estoy hablando.

No sé si lo puedo decir, o si debo, pero siempre he pensado que su repertorio de estudio se les quedaba demasiado pequeño. Que sus canciones, sí, eran buenas… pero sus discos no mostraban ni el 1% de su capacidad, de su creatividad, de su swing y de su magia musical. De Greta siempre se dice lo mismo: que si es una voz negra dentro de un alma blanca… Si, es cierto, pero no es sólo eso. Aunque quede feo decirlo así, la realidad es que Greta es una auténtica bestia, un animal. Tiene una potencia vocal abrumadora pero es que, además, sabe dibujar con la garganta. Ella descubrió, mucho antes que la gordinflona de Mariah Carey, que no hay que estar escalando constantemente hacia el agudo y disparando gorgoritos a granel sino mostrando sustancia expresiva y eso se hace, sobre todo, fraseando con el alma, siendo analógica e imperfecta y, sobre todo, cantando con las tripas.

GylG mantiene, después de una veintena de años, una base de seguidores muy amplia pero también muy silenciosa. Parece que esperan, agazapados, a que llegue el momento. Porque confían en que todavía tiene que llegar y así será. Para el que no lo sepa, Greta y los Garbo son capaces de reunir, a fecha de hoy, a más de 40.000 personas en un concierto en directo. Ojo al piojo.

Aún recuerdo una sesión de hace unos diez o doce años en Joy Eslava (¿o fue en But?) a la que me invitaron Rosa y Marisol (dos compañeras de postgrado y ex-producción de Cadena Ser) en la que se me descolgó la mandíbula cuando empecé a escuchar Let me take over y ví lo que pasaba después en la sala. Eso era su música, con su sello y con el feeling del RnB de verdad. Y en España, de verdad, eso sólo lo saben hacer ellas. Estoy seguro de que la mitad de la Trax o de la Motown, por no hablar de James Brown, Bowie, Prince o Terence Trent D’Arby, por quedarnos en lo más comercial, se hubieran dejado matar por haber tenido la oportunidad de haber compartido con ellas un escenario. Y todavía se me dispara la imaginación imaginando a Greta y compañía retándose en duelo con Michael Jackson, en una suerte de The way you make me feel o de Black or white versión nuevo siglo que nunca sería tarde para que pudiera suceder.

 gylg09

Ubicada en otras coordenadas vitales, Greta sería hoy una estrella mundial con muchísimos millones de discos vendidos (aunque habría terminando haciendo diva-pop, seguro…). Lo cierto es que a nivel vocal no hay quien le tosa a la niña. Podría empastarse con cualquiera de las top vivas del momento y no sólo igualaría su ejecución sino que, seguramente, la superararía. Todo ello, además, sin necesidad de montar las escandaleras habituales del show business americano. Hasta en eso Greta es otra cosa.

Las circunstancias no lo han querido así, y de éste y otros temas relacionados con la música y con el negocio musical Ciro y yo hemos discutido durante unas cuantas horas, en charlas y en correos electrónicos, en muchas ocasiones. Belén y Sara, siempre en la retaguardia, tenían (y tienen) voces de colores muy personales. Greta era, necesariamente, la portada del ensemble, con una indiscutible voz poderosa, afinada, extensa en su cobertura de octavas y con mucho brillo. Pero sus compañeras de escenario aportaban, además de unas voces solventes y particulares, un swing y una autenticidad difícil de encontrar por aquel entonces. Nadie sobraba en Greta y los Garbo. Eran, y siguen siendo, tres talentos personales que encajaban bien y de cuya conjunción nacía buena música. Belén y Sara escribiendo canciones, en los backup-vocals y aportando un contrapunto necesario a la estrella central, a la voz prodigiosa.

En medio del parón musical, le pedí a Belén que protagonizará un cortometraje. Me devolvió la llamada desde Los Angeles y charlamos mientras yo esperaba un tren de cercanías en la estación de Atocha. Al final, no pudo ser, pero desde entonces hemos mantenido un contacto circunstancial. Me invitó a la presentación de su primera película documental en Madrid, hemos coincidido en el barrio algún día que otro y el pasado jueves estuvimos a punto de poder quedar para compartir un cafetito. Al final no pudo ser, pero otra vez será.

Hoy, Greta vuelve a la música comercial, morena y sonrisa en ristre, con Rebirth, un álbum personal e intransferible que te gustará más o menos pero al que le sobra calidad por toneladas:

greta

Belén ha crecido en su potencial creativo y avanza en el audiovisual, aunque sigue sin renunciar a la música mientras viaja por el mundo como docente, productora y directora de cine documental e incansable escritora:

belen4c14

Sara, que tampoco suelta la guitarra, se ha liado la manta a la cabeza y se ha convertido en empresaria:

sara

Por ahí se cuenta que parece ser que podría ser que, más bien pronto que tarde, Greta y los Garbo se vuelvan a reunir. Ójala sea verdad, aunque tendrán que afrontar un trabajo de rediseño muy importante. Son tres unidades independientes, a nivel creativo y personal. Pero todo es posible y, cuando hay música, hay música.

Y Greta y los Garbo son esa música y son directo.

Estos son algunos enlaces sobre Greta y los Garbo, en conjunto y en solitario:

Sitio oficial de Greta.
Blog de Belén en El Norte de Castilla.
Hotel-spa La Herrería en Palencia, dirigido por Sara.
Sitio de Gretamanía.
Sitio oficial de Greta y los Garbo (stand-by).

También puedes encontrar su material en agregadores tipo YouTube y similares.

PS: Por cierto, siempre me pareció que Greta & The Garbettes tenía más motown, más soul

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 19 enero, 2009 en Artematopeya, Música y energía, Nacho A. Llorente, Talento, arte y creatividad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

lyriquediscorde

musical musings

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: