El caso de Peugeot y Mosa Madrid – segunda parte

Lo primero, aclarar que ni soy un moroso (lo cual, por otra parte, no debería ser peyorativo y menos en boca de un negocio mafioso y ventajero como el de la banca; si hay personas que no pueden pagar sus deudas, POR ALGO SERÁ, no?) ni tengo una deuda pendiente con PSA.

En el mes de Junio de 2008, gracias a una aconsejable y laxante reunificación de hipotecas y créditos varios, marqué el número 91-3472640 de los servicios centrales de PSA Finance.

– Buenas.

– ¿En qué puedo ayudarle?

– Tengo un contrato de financiación de mi coche con vosotros. Quería adelantar la cancelación de la deuda y que me digáis en que cuenta os tengo que ingresar los más menos 9.000 euros que me quedan por pagar.

– Uy, pues es que no le voy a poder ayudar.

– ¿Perdón?

– Es que tiene que marcar el 902 de atención al cliente.

– A ver, ¿acaso no estoy hablando con PSA Finance?

– Pues sí.

– Pues me pasas con quién tenga que hablar y que me atienda.

– Pues no.

– Y, ¿por qué no?

– Porque solo se puede atender a los clientes a través del 902 de atención al cliente.

– A ver. Tú seguramente sabes que la ley obliga a que todas las empresas que utilizan números 902 de pago compartido tengan también, y lo comuniquen suficientemente a la sociedad, un número 91 que permita el acceso de los clientes mediante sus contratos de tarifa plana y que no les suponga ningún coste adicional.

– Yo sólo trabajo aquí. No le puedo ayudar. Gracias.

Y me colgó. Después de los más de doce meses de cabreo ininterrumpido con Mosa Madrid, concesionario en el que tuve el placer de comprar mi coche, y que contaré dentro de un par de posts, aquella fue la peor respuesta que me podrían haber dado.

Comiéndome el orgullo, tuve que hablar con una teleoperadora que se hizo la retrasada durante más de diez minutos (para que el contador siguiera facturando…) a través de aquél 902 (en concreto, 902-114429, por si queréis anotarlo en la lista de prohibición de llamadas de vuestro móvil) para conseguir sacarle la siguiente información: que me enviarían en un par de días una carta de pago con indicación de la cantidad EXACTA pendiente de pago en la fecha de mi llamada y que tendría que ingresar en cualquiera de los equis bancos con los que trabajan.

El resultado fue que, en unos siete días, yo había soltado más de 9.000 euros y tenía un papel de PSA Finance sellado por el Banco de Santander que decía que había cumplido con el pago de mi coche. Copia escaneada y colgada en este blog dentro de muy pocos días.

Y todo esto ocurrió en Junio de 2008.

CONTINUARÁ.

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 31 octubre, 2008 en Artematopeya, Con la lengua depilada, Nacho A. Llorente. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of all things music

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: