Diez mil toneladas cúbicas de presión

Son el peso que puede llegar a tener una sola palabra, un sonido o un gesto sobre tu estado de ánimo, tu bienestar y tu vida. Seguro que a veces te preguntas por qué hoy no es tu día, por qué te sientes más azul que el gato de Roberto Carlos y por qué tu cuerpo se niega a cualquier contacto con otros. ¿Me permites que te explique algo? Gracias por tu permiso.

Los humanos somos seres complejos. Como cualquier estructura, estamos compuestos por mecanismos de diferente naturaleza. Dentro de nosotros mismos, somos un mundo vivo particular y único que se crea a partir del minuto uno de vida y que crece con cada experiencia que vivimos. Fuera de nosotros, existe todo un universo con el que nos relacionamos en distintos niveles y a través de distintas herramientas. Esas herramientas, un prodigio de diseño y funcionalidad, se llaman sentidos. ¿Alguna vez te has sobresaltado mientras conducías porque, de repente, te das cuentas de que no tienes registro de lo que ha pasado en los últimos tres o cuatro minutos? ¿Cuando escuchas una canción determinada tu conciencia y tu realidad se desactivan del exterior como si te hubieras transportado a otro momento o a otro lugar? ¿Hay películas que te hacen, literalmente, llorar o sentirte irremediablemente alegre o triste?

Si eres asiduo de este espacio personal, sabrás que hablo mucho de mis voces de colores. La música no sólo forma parte de mi ocio o mis trayectos en coche; es una textura más de mi vida. Veo la música. Siento la música. Digamos que mi sentido del oido es especialmente potente en mí. Es mi canal de comunicación más desarrollado. Por eso, seguramente, trabajo en comunicación, escribo, leo, hablo varias lenguas, canto (dentro y fuera de la ducha), hablo (no siempre, sólo cuando me da la gana)… Como se dice vulgarmente, tengo buen oido.

Hay otras personas que, en lugar del oido, desarrollan otros canales principales de comunicación con el mundo que les rodea. Algunas personas son especialmente sensibles a las imágenes. Son capaces de captar todo un escenario con todo detalle gracias a su capacidad visual. El mundo, para ellos, está formado por imágenes y no dejan de repetir “¿ves?, ¡mira!” todo el tiempo. Otros, sin embargo, tienen una relación sensacional con la vida. Sensacional de sensaciones, quiero decir. Aunque también estupenda, seguro.  Quizás hablen poco, pero seguro que los verás siempre abrazando, tocando una escultura o una mano, saboreando un helado totalmente abstraídos o disfrutando de un aroma con los ojos cerrados.

A lo mejor nunca te has planteado hacer el ejercicio de detectar de qué tipo eres tú. ¿Por que no lo intentas? ¿Eres de los que hablan y escuchan, de los que observan y miran o de los más bien calladitos que huelen huelen hasta los libros como mi amigo Jorge?

Te doy un par de días para que, como decía mi abuela, caviles la respuesta a la pregunta anterior.

Anuncios

Acerca de Artematopeya

Artematopeya

Publicado el 22 octubre, 2008 en Artematopeya, Nacho A. Llorente, _Persuasión & comunicación. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Los comentarios están cerrados.

Diario LW

CORO GOSPEL LIVING WATER

lyriquediscorde

the home of music obsessions, music reviews, top 5 lists, Northern Soul Monday, Britpop Tuesday, Weller Wednesday, 8-Track Throwback Thursday, Female Friday, Under the Covers Sunday, 10-Questions, Top 10's, Book Reviews, Soundtracks, Live Music, Movie Reviews, Indie Movies, and much more.

Pepe Castro - photographer

Cada semana un retrato y mis impresiones sobre la sesión fotográfica

Artematopeya

Coaching - Training - Lenguaje - PNL - Creatividad - Talento - Estrategia

Luces y Sombras de las Marcas

Todas las novedades en Marketing, Social Media y Comunicación. Fátima Martínez

TheCoevas official blog

Strumentisti di Parole/Musicians of words

Dibuixa el teu Univers

Univers, de Microcosmos Teatre i Efímer

The Photo Vault and Gallery

by Gustavo Greciano

A %d blogueros les gusta esto: